Página:Dramas de Guillermo Shakespeare.djvu/277

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
255
Y JULIETA.

MERCUTIO.

Buenas tardes, hermosa dama.

AMA.

¿Pues hemos llegado á la tarde?

MERCUTIO.

No, pero la mano lasciva del reloj está señalando las doce.

AMA.

¡Jesús, qué hombre!

MERCUTIO.

Un hombre que Dios crió, para que luego echase él mismo á perder la obra divina.

AMA.

Bien dicho. Para que echase su obra á perder... ¿Pero me podría decir alguno de vosotros dónde está el joven Romeo?

ROMEO.

Yo te lo podré decir, y por cierto que ese joven será ya más viejo cuando le encontreis, que cuando empezabais á buscarlo. Yo soy Romeo, á falta de otro más jóven.

AMA.

¿Lo decis de veras?

MERCUTIO.

¿Conque á falta de otro mejor, os parece jóven? Discretamente lo entendeis.

AMA.

Si verdaderamente sois Romeo, tengo que deciros secretamente una palabra.