Página:ECH 1990 2 - Aguirre Cerda, Pedro, Presidencia de.djvu/3

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
24.-

que hacía falta y que en marcha iba a permitir configurar las bases de una nación moderna. En la hora actual la energía del petróleo abastece en su mayor parte las necesidades del país; la red de distribución hidroeléctrica lleva la energía civilizadora a todos los rincones del territorio; los minerales de hierro alimentan la planta siderúrgica de Huachipato, que es el esfuerzo humano, tecnológico y material de mayores proporciones realizado en los últimos cincuenta años.

El Plan que iba a llenar esas necesidades es elaborado por la Corporación de Fomento de la Producción, impulsado por el Presidente de la República, cuatro meses después de llegar al gobierno.

Don Pedro Aguirre Cerda, no era un demagogo que iba a ofrecer al pueblo mercedes imposibles y, por añadidura ineficaces; ni era un apóstol de la caridad que predicara a los ricos que se desprendieran de sus sobras para socorrer a los pobres; ni era un caudillo de montoneras, dispuesto a encabezar el saqueo y el asalto, para que los desposeidos tomaran por la fuerza lo que no se les había otorgado voluntariamente. Por el contrario, era un estadista. Quiso, y lo obtuvo, de incorporar a la masa de la población, a la faena de transformar las materias primas y las fuentes de energía yacentes, para ensanchar la economía, diversificarla de acuerdo con el plan que había concebido en sus estudios respecto de las tres principales fuentes de la producción chilenas: la agricultura, la industria y la minería.

Estudios precursores. A. la caída de la Dictadura del Señor Ibañez el 26 de Julio de 1931, Don Pedro Aguirre Cerda—moderno Arístides—tras breve exilio, es designado Presidente del Partido Radical. ¿Cual fué una de las primeras iniciativas que adoptó, aprovechando el ascendiente que le daba ese cargo? Se asesoró de técnicos competentes de Santiago y provincias, con ellos organizó los Congresos Minero, Industrial y Agrícola, celebrados en Copiapo, Santiago y Temuco. Todos los problemas de la industria extractiva, de la industria manufacturera y del agro, fueron elucidados, brillando la luz de los conocimientos atesorados y recogidos en sus viajes por su inspirador y organizador.