Página:El tamaño del espacio.djvu/20

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
19
EL TAMAÑO DEL ESPACIO

tras el instrumento matemático limitábase a formular los resultados de dicha observación. Fué ése, por decirlo así, el período astronómico. Ahora el instrumento matemático investiga en lo imponderable y nos lo revela por sus manifestaciones, como el minero saca el oro de un pozo cuyo fondo no podemos ver. Las ecuaciones de Maxwell tornan en gran parte innecesario el éter, lo reemplazan por decirlo así, y anticipan la realidad, luego comprobada, de las corrientes de convección y de la presión de las radiaciones, que a su vez comprueba cómo estas últimas son explosiones del núcleo de los átomos. Podemos, así, llamar al actual período científico, el período electromagnético, o de Einstein. Lo más importante en la época newtoniana era la atracción. Ahora es la luz: fenómeno que, sin embargo, no podemos apreciar sino bajo la forma secundaria de un contacto con nuestro nervio óptico, pues la traslación luminosa en el espacio es invisible. Operamos realmente en lo invisible, como el minero, para nosotros, en el fondo obscuro de la mina; y lo que así prevé sin ver, es, ante todo, nuestro instrumento matemático. De un modo análogo, el telescopio y el microscopio aumentan millares de veces la potencia del ojo normal; pues así es cómo, por nuestro propio esfuerzo, nos perfeccionamos. El criterio y la capacidad de perfección están en nosotros. Y de esta suerte, con desarrollarlos, el hombre es ya superior a los dioses. Ninguno de ellos, a pesar de los supremos atributos que los adornan, ha podido escapar a la contradic-