Página:Ensayo sobre el hombre (1821).djvu/21

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
17

mas pasan la línea insuperable que se les ha prescrito! Sin esta justa gradacion entre las criaturas ¿podrían estar sujetas las unas á las otras, y todas á tí? Y siendo domeñadas por tí solo todas sus fuerzas y facultades, ¿no vale tu razon por todas ellas?

Mira pronta toda la materia y dispuesta á dar origen á los seres en el mar, en la tierra y el aire. En lo alto, ¡qué infinita progresion de vivientes puede caber! Al rededor i qué amplitud! Abajo ¡qué profundidad! ¡Oh inmensa cadena de seres, que principias desde Dios! Naturalezas celestiales y terrenas, ángel, hombre, bruto, ave, pez, insecto. ¡Oh extension á que no llega la vista, y á que ni la óptica alcanza! ¡Del infinito hasta tí, y desde tí hasta la nada! Si pudiéramos usurpar algo á las potestades superiores, las inferiores podrían hacer otro tanto con nosotros, ó habría quedado un vacío en la plenitud de la creación, en la cual roto un escalón, quedaba la gran escala destruida; bien asi como fajtando un estabon cualquiera de la cadena de la naturaleza, ora fuese el décimo, ora el diezmilésimo, se rompería la cadena.

Y si cada mundo gira según el orden determinado, que no es menos esencial para él que para este maravilloso univer-