Página:Ensayo sobre el hombre (1821).djvu/50

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

46

cia misma bajo la trampa de la ley; ó convertirá una legislacion demasiado rígida en una solemne injusticia, siempre demasiado débil para los fuertes, ó demasiado fuerte para los débiles. Anda sin embargo, y reina sobre todas las criaturas: sujete á los demas hombres el que sea mas diestro, y coronenle como Monarca, ó adórenle como un Dios en premio de algunas artes que les enseñó, y que podían haber sido suplidas por solo el instinto."

Asi habló la naturaleza: el hombre dócil obedece, y se edificaron ciudades, y se formaron asociaciones: alli se levantó un estado pequeño: aquí cerca por los mismos medios se erigió otro que se reunió al primero por amor ó temor Si los árboles daban en el uno frutos mas abundantes, y las fuentes en el otro aguas mas saludables; pudiendo lograrse por el comercio lo que era fácil arrebatar por la guerra, el que se presentó como enemigo se volvió convertido en amigo. Los vínculos del comercio y del amor bastaban para unir fuertemente al género humano, cuando el amor era aun libre, y no había mas leyes que las de la naturaleza. Asi se formaron loe estados. El nombre de Rey fue desconocido hasta que un interes común depositó el poder en