Página:Francisco de Sales Mayo - Diccionario gitano (1867).djvu/26

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


gitanos del Sind que siguieron á los ejércitos de Bayaceto y Tamorlan? ¿Y qué tiene de extraño que, una vez conocedores del nuevo suelo, se decidiesen, segun sus instintos erráticos, á traspasar el Danubio, y marchando en todas direcciones, cruzasen la Valaquia y la Moldavia, llegasen á Rusia y Polonia, atravesasen la Bohemia y la Hungría, pasasen por la Alemania, se introdujesen en Italia, salvasen las fronteras del Este de la Francia por la Lorena y la Alsacia?

Y esto que decimos no es una mera hipótesis. Ya hemos señalado anteriormente las fechas en que dan cuenta de su aparicion por esos países las crónicas y documentos contemporáneos.


CALIFICACION DE EGIPCIOS Y FALSA LEYENDA.


Pero ¿quién los calificó de Egipcios, y agregó á esa calificacion una historia, que ciertamente no fué inventada por los vagabundos gitanos? ¿Quién, tomando por fundamento los versículos de Ezequiel, los asimiló á los antiguos Egipcios, á quienes el profeta israelita anuncia la destruccion de sus ciudades durante cuarenta años, su dispersion entre las gentes y su reunión al cabo de ese tiempo en su asolado reino? (Ezequiel, cap. XXIX y XXX.) ¿Qué interés político ó qué celo religioso condujo á difundir la anécdota de que los nuevos desterrados llegaban de Egipto á Europa, condenados á esparcirse por las otras naciones durante siete años, en penitencia de haber negado la hospitalidad (¡catorce siglos ántes!) á la Virgen María y su Hijo Jesús cuando su huida de la persecucion de Herodes?

No es fácil averiguarlo. Pero esa apócrifa leyenda fué admitida favorablemente durante el primer tiempo de la invasión de los gitanos en Alemania, y tan-