Página:Gramática teórica y práctica de la lengua castellana.pdf/29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
11

zados por adjetivos; y así puede decirse con igual sentido: amor paternal, amor fraternal, amor filial.

Como es fácil advertir, el genitivo reduce la extensión del sustantivo que lo rige; y así casa de campo conviene á menor número de habitaciones que el sustantivo casa.

Fernando Antoine en su Sintaxis de la Lengua Latina se produce de esta suerte: "El genitivo desempeña un papel que esencialmente difiere del que corresponde al dativo y al ablativo. Al paso que éstos determinan y completan la proposición misma, el genitivo sirve para determinar á un sustantivo y hace oficios "de adjetivo."

48. Según varían las relaciones que expresa el genitivo, varían sus denominaciones. Los principales genitivos son los siguientes:

1º El posesivo que expresa propiedad ó pertenencia ; v. g.: Fábulas de Pedro; es decir: fábulas de que es dueño Pedro:

2º El causal que denota causa; v. g.: las calamidades de la guerra; las ansias de la muerte; Fábulas de Fedro; es decir: fábulas de que es autor Fedro.

3º El de origen; v. g.: la fuente del saber:

4º El subjetivo que denota cuál es el sujeto de la acción expresada por el nombre determinante; v. g.: el odio del pueblo; esto es: el odio que el pueblo tiene.

5º El objetivo que expresa cuál es el objeto de la acción significada por el nombre determinante; v. g.: el temor del castigo; esto es: el temor que se tiene al castigo.

Así el genitivo subjetivo, como el objetivo son algunas veces anfibológicos; el temor del pueblo, por ejemplo, puede significar el temor que el pueblo infunde ó el temor que él pueblo siente. En el primer caso cesa la anfibología, si se dice: él temor al pueblo.

6º El numeral; v. g.: á la edad de diez años; á distancia de diez leguas; con el capital de mil pesos. Es de notarse que pueden invertirse los términos del régimen, diciendo: á los diez años de edad; á diez leguas de distancia; á cinco metros de profundidad; con mil pesos de capital.

7º El de aposición que corresponde á nombres que por aposición deberían hallarse en el mismo caso que el sustantivo determinante. Es genitivo de aposición el nombre propio de lugar respecto del genérico; v. g.: las montañas de los Pirineos; la ciudad de México; el nombre de cualquiera de los meses, respecto del genérico mes; v. g.: mes de enero; el número cardinal respecto del sustantivo común año; v. g.: año de 1890; el que sirve para determinar una especie contenida dentro del género expresado por el nombre que rige al genitivo; v, g.: la pasión de los celos; la virtud de la abstinencia.