Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/181

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 101 —

brir tierras, situadas al estremo de las Indias, cubiertas de especerias y piedras preciosas. Las ocupaciones militares, que distraian la atención de los soberanos, hicieron aplazar; pero no rechazar el ofrecimiento de Colon, y á los nueve dias de la rendicion de Málaga, ó sea el 18 de Agosto de 1487 percibió de las cajas reales cuatro mil maravedis; para ponerse en camino hácia donde estaban SS. AA.[1] Con su llegada volvieron á reanudarse las negociaciones; pero los acontecimientos de la guerra, y sus apremiantes necesidades venian siempre á darles treguas. Aquel año invadió la peste á Córdoba, y la corte se trasladó á Zaragoza, para permanecer en ella durante el invierno, llamando allí los reyes á Colon, como lo prueba el contenido de un asiento de su tesorería. [2]

Aunque todo el siguiente de 1488 se pasó en inútiles solicitudes, y esperanzas defraudadas, solo dependia de Colon el llevar á cabo su proyecto, y obtener su recompensa; pues don Juan II, el único portugues que pudo admirar su injenio, estaba deseoso de atraérselo. Y como él le hiciera saber el temor que abrigaba, (sin duda para tener en que apoyar su negativa), de que una vez en sus manos, no se valieran sus consejeros de cualquier pretesto para atentar contra su libertad, el rey le remitió un salvo-conducto con fecha 20 de Marzo, en cuyo sobrescrito se leía: A Cristóvam Colon noso especial amigo, en Sevilla.[3] Pero por mas que le doliera el tiempo que se perdia, y por mucha que fuera su impaciencia, se mantuvo firme en su primer propósito, de no tratar mas con Portugal, y no salió de España.

Abandonaron los reyes á Zaragoza en la primavera,

  1. "Dí á Cristóbal Colomo cuatro mil maravedis para ir al Real." Documentos diplomáticos, núm. 11. Simancas.
  2. Un apunte fecha 15 de Octubre de 1487 demuestra que recibió otra suma de cuatro mil maravedis.
  3. Orij. en el archivo del duque de Veragua.