Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/295

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
—215—

El 16, al acercarse Colon á la Española, dio con una canoa conducida por un indio. Admiróle la audacia del insular que en aquel frájil barquichuelo afrontaba un viento muy recio, lorecojió con su pequeña embarcación, lo colmó de halagos, le dio cuentas de vidrio, sortijas y cascabeles y lo hizo poner en la playa cerca de donde vivia. Después echó el ancla en un puerto cercano que llamó de la Paz y esperó.

Lo que habia previsto el virey se realizó al instante. El indio, mostrando los regalos desconocidos convocó en torno suyo á sus compatriotas, elojiándoles la magnificencia de los hombres venidos del cielo; pero no tuvo la suerte de cojerlos de nuevas, pues ya eran sabedores de la llegada de los viajeros celestes, que iba cundiendo de una en otra aldea. Mas de quinientos insulares se dirijieron á los buques y entre ellos algunas mujeres de singular belleza que traian en las orejas y narices, laminitas de oro fino que se apresuraban á dar, no teniendo sobre sus personas otra cosa que ofrecer. Recomendó espresamente Colon que se les tratara con la mas grande afabilidad, y como si fueran ya cristianos, "porque son, escribía á los reyes, las mejores jentes del mundo, y sobre todo, porque tengo una grande esperanza en nuestro señor de que SS. AA. los harán cristianos á todos".1

Según Las Casas, en aquel momento "creia el almirante, que estaba muy próximo á los parajes, en que la tierra ocultaba sus mas cuantiosos tesoros, y que el señor le habia de mostrar donde nasce el oro"2

El 18 de Diciembre, desde el alba, el almirante, fiel en su devoción a la vírjen, hizo empavesar las dos carabelas, y saludar con la artillería el dia en que la piedad de los españoles conmemora la anunciación en la

1. Domingo 16 de Diciembre.

2. Lunes 17 de Diciembre.