Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/93

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 13 —

muchos años olvidada se abrió en los últimos de su vida, poniéndola en grave riesgo.[1] Espuesto á los trances mas peligrosos, estuvo largo espacio surcando los mares; pero no hay ninguna luz que aclare aquella época tan penosa de su existencia. La primera vez que damos con él en un documento histórico, lo hallamos bajo el pabellón francés; pero ya como uno de los oficiales del célebre Colombo, tio de su padre, que comandaba una flota del rey René, contra Nápoles en 1459, y á quien llama Sabellicus "el ilustre archipirata." Luego le tenemos á bordo de otro capitán, sobrino del anterior, verdadero Duguay-Troniu de la Liguria, y que por diferenciarlo de él lo apellidaban il mozo.

Entonces, el discípulo de estos dos nobles lobos marinos era maestro, y así el rey René le confió la dirección de una empresa, que requería una audacia y habilidad poco comunes. Era nada menos que para ir á Túnez á rescatar la Fernandine, galera de primera clase. Llegados á las aguas de San Pietro en Cerdeña, como supiesen que la Fernandine estaba guardada por dos navios y una carraca, tal desproporción de fuerzas turbó en gran manera á la tripulación, que se amotinó, negándose á pasar mas adelante, y pidiendo volver á Marsella. Ni pudo Colon con su persuasiva tranquilizar el pánico, ni tampoco hacerse obedecer, pues no tenia ningún medio material para conseguirlo, y como no queria retroceder, apeló á una estratajema. Entrada la noche volvió la aguja, hizo dar las velas al viento, y los marineros creyeron que iban en demanda de Marsella; mas no era así, pues al romper el alba al dia siguiente estaban á la altura de Cartajena, sin que ninguno lo sospechara siquiera.[2] Este rasgo de su juventud, referido por él cuando era grande almirante del Océano, retrata bien su intrepidez, su resolución, su tino, y cuan poco le de-

  1. "Allí se me refrescó del mal la llaga." Cristóbal Colon. Carta del 7 de Julio de 1503 á los reyes católicos.
  2. Fernando Colon. Historia del almirante, cap. IV.