Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/114

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 112 —

lago en el corazon de la cordillera nevada, el cual por las avenidas de alcance mas impetuoso que llevando tras sí porciones de greda y otros materiales hacen que las aguas se resablen con muy malas impresiones, llegándose a esto el juntarse las aguas de un rio todo de agua de colpares del cual no beben les bestias aunque esten muy sedientas con el conocimiento natural que tienen de su daño. Tambien se le juntan otros esteros con la impresion que traen del lugar por onde pasan que son minas de caparrosa y polcura, y otros antimonios muy nosibos a la salud y vida; como se experimentó el año de 8 que habiendo cerrado las avenidas y aclarádose el agua del Rio, los cordovanes que se llevaban á labrar para beneficiarlos quedaban teñidos, y mal dispuestos para el beneficito subciguiente, pues estaba el agua más para que sirviese de material en los tinteros, que para labrar y socorrer la sed. Este mismo año se experimentó en esta ciudad una constitucion muy fatal, como fué una disentería, y diarrea en otros con muchas ansias y vómitos, lanzando muchos la vida con tan penoso achaque. Todo esto se vió claramente, ser nacido del agua del rio, que mal impresionado de los antimonios, caparrosa y otros minerales que traía en sí desleídos el agua, ocasionaban tan fatales accidentes. Varias veces se experimenta, y yo he visto en tienpo de las avenidas por las márjenes del río los pecesillos muertos, causando admiracion que el mismo cauce que les sirve de madre y los alimenta, los destruya por la nueva introduccion de mortíferos materiales ofreciéndoseme la emblema 165 de Alsiato que pone á un delfin en la seca arena arrojado de los impulsos de un tempestuoso mar, quejándose del propio que le dió el ser, y perecer de la crueldad del mismo que le fomentaba la vida.

Delphinem invitum me inlittora compulit estus,
Exemplum infido quanta pericla mari.
Nam since propriis Neptunus parcit alumnis
Quis tutos homines navibus esse putet?

Quien estará seguro de las aguas que aun para sus hijos son tósigo mortal, y aun á las plantas que habian de alimentar estas aguas las ponen áridas y secas, pues varias veces se ha esperimentado en tiempo de avenidas regar por la noche las hortalizas y á la mañana amanecer mustías y marchitas, y totalmente quemadas las plantas.

Estos y otros muchos motivos que me dió el conocimiento de este País, estimulado de la caridad me hizo que varias veces representase á los señores gobernadores antecesores de V. E. y á los demas justicias, las consecuencias de este daño,