Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/118

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 116 —

expressar para la mayor perpetuidad de la dicha agua, y que se remate en quien hiciere mejor la condición de la dicha obra con la calidad que se aya de pagar del ramo de Valanza destinado para este effecto, y para las demás obras de la ciudad: y así se debe hacer; por que hallará V. Exa. ser muy nociba y experimentada la malignidad del agua del rio de esta ciudad. y aunque en sus copiosas abenidas no se experimente lo venenos aqueductos y mineros por donde se conduce hasta la dicha pila, pero todas las veces, que minoran sus raudales saludable, entonces prevalece el otro aqueducto, que llaman de polcura y de tal modo corrompe toda el agua que los peces que cría el mesmo río bajen muertos boyando en las mesmas espumas del agua, de tal manera que la jubenil puerisia tiene por divertimiento con las manos y los sombreros sacar los pecessillos muertos y por lo que discurren los físicos, fuera de las esperiencias practicables, que se reconocen se halla el dicho minero de polcura, fuera de la mala calidad de dicha polcura que se mezcla con otros metales venenosos, que lo corrompen todo el agua como consta de ciertas fees ó testimonios dados por los médicos de esta ciudad que presento en debida forma y que de esta benenosidad resultan las continuas epidemias que esta padeciendo este reino con gran mortandad de sus vecinos y habitadores porque si en los peces que tienen por centro y naturalesa el agua es tan vigorosa su corrupción, con mayor razón había de obrar en los cuerpos humanos que por alimento y refresco reciben la dicha agua y su calidad venenosa.

En este presupuesto se hallará bien fundada la obra mas necesaria, y util de la ciudad es la conducción de la dicha agua de Ramón, que es de manantial y se reconoce sin mezcla de otros minerales pestilenciales porque como por la dicha obra se trata de la conservación de la vida humana, que es lo mas apreciable de las cosas temporales, debe preferir á otra cualquiera, aunque fuese de reconocida utilidad á la ciudad, sin que pudiera retardar la ejecución de cosa tan necesaria el decir que la ciudad no tiene conseguida de S. M. la prorogación del Ramo de Valanza, de donde se pudiera costear, porque no se puede dudar que S. M. la aya de conceder, atento á las muchas representaciones que tiene echas la ciudad, para obras precisas que miran su mayor aumento y conservación, como se ha experimentado en otras prorrogaciones que ha merecido la ciudad de mano de S. M. y esta voluntad presenta y lo que instala la conservación de la vida humana, y lo que ha fatigado á los vecinos y moradores esta peste de viruelas causadas de las malas aguas, era suficiente fundamento para que S. M.