Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/174

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 173 —

dolos á los de naciones más adelantadas. El plan de estudios abarcaba los ramos siguientes: Afectos quirúrgicos, Operaciones, Vendages, Aljebra quirúrgica, Clínica y afectos mixtos, Enfermedades venéreas y de Niños, y Partos que también, por primera vez, entraba como estudio especial de los cirujanos.

El estudio de la obstetricia, era permitido desde 1750, á los que hacían estudios especiales, de los cuales aprovechaban los cirujanos que lo deseaban, y ejercían su práctica previo un exámen ante el protomedicato.

Los nuevos cirujanos contribuyeron á derrotar los antiguos hernistas, cataratistas, aljibistas etc, aunque no cejaron los barberos y sangradores que tan bárbaramente dominaron durante largos siglos.

Los cirujanos romancistas, eran como los médicos romancistas, los prácticos que habían asistido durante tres años á los hospitales, y habían estado otros tres al lado de algún médico latino—es decir diplomado y con estudios universitarios—á quienes se les permitía, desde 1603, el ejercicio profesional previo exámen general ante el protomedicato. De estos facultativos hubo muchos en Chile, hasta en el primer tercio del siglo XIX.


§ III


Las universidades de la época colonial tenían variadísimos ceremoniales para las colaciones de grados y títulos de todas sus profesiones.

En México, en el Plata, y en el Perú, principalmente, se cumplían las fórmulas reglamentarias, como en la península; pero en Chile, la mas pobre de las colonias, fueron dispensadas muchas regias, y todas en muchos casos, en vista de la pobreza de los habitantes del reino.

Estas fastuosas ceremonias se efectuaban de la manera siguiente:

Terminadas las pruebas finales, los aspirantes al grado de licenciado y doctor, pedían al rector que les señalase un día para el paseo y la fiesta reglamentaria. Convenida dicha fecha, el postulante tenía que depositar, la suma de 200 pesos en manos de un miembro universitario, como garantía de que la cena seria digna de los asistentes y de la terminación de la fiesta.

El día del paseo, se organizaba en la casa de la Universidad,