Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/220

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 223 —

riquina, y sus enfermos atendidos en el lazareto que dirijia el benemérito fraile hospitalario José Eyzaguirre.

El 7 de Julio de 1762, llegó á la bahía de Coquimbo el navío «El Valdiviano», con varios casos de viruela á bordo. Incontinente se aisló el buque en la Herradura, y se llevaron á un rancho lejano, en la costa, á todos los enfermos, y se hicieron fumigaciones generales con litre ó carachamoye.[1]

En aquella época se hacía salir á los enfermos y sus familias, fuera del pueblo, como le pasó á don Agustín Jorquera que con todos los suyos tuvo que irse á seis leguas de la Serena, por tener un apestado en su casa. El Cirujano Ignacio Zúñiga, único médico de dicha ciudad, en 1762, fué el encargado de la vijilancia y atención de dicha familia secuestrada.[2]

En 1765, el presidente Guill y Gonzaga publicó por bando, el establecimiento de un cordon sanitario, como consta del decreto que sigue:[3]

 «Santiago y 20 de junio de 1765.

En conformidad de lo que dice el Sr. Fiscal, y para evitar la internación de la Peste de Viruelas á las Provincias de adentro, mando se haga la quarentena por todas las personas que salieren de esta ciudad, y hubieren de transitar por el partido del Maule, de cualquiera calidad, estado y condición que sean en el paraje acostumbrado que es en las inmediaciones del Rio Lontué para que assí el correxidor de Maulé como el de Colchagua darán todas las providencias conducentes hasta hacerlo regresar y embargar sus cargas y cabalgaduras hasta cumplir la quarentena, para lo que el correxidor de San Fernando, ó su teniente de justicia más inmediato dará á cada uno la certificación de haver cumplido, y con ella no se le pondrá embarazo en su tránsito y llegando al de Maulé corroborará la certificación, á cuio fin se escrivirá Carta por mi secretario de Cámara a ambos correxidores para su intelijencia.»

En 1785 el navío «San Pedro Alcántara» observó una estricta interdicción cuarentenaria, evitándose la propagación de viruelas que tenia á bordo.

En la nota adjunta [4] publicamos el decreto de don Ambrosio O'Higgins, mandando poner en cuarentena al referido na-

  1. Crónica de la Serena, etc, por Manuel Concha.—Ob. cit.
  2. Id. Id.
  3. Arch, del M. del I.—Vol. 813.
  4. Bando del Marquez de Vallenar don Ambrosio O'Higgins, sobre cuarentenas al navío San Pedro Alcántara, en 1785.

    Don Ambrosio Higgins de Vallenar, Brigadier de Caballería de los les ejércitos de S. M., Maestre de Campo General del Reino, Subinspector de Milicias y Comandante de las Fronteras de S.M.