Página:JM Gorriti Panoramas de la vida 2.djvu/401

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


1:1. my/.0 m-:1. \'m;c1 44,1

en blanco, 21 pedirle la cuenta de su agujereada, piel.

VI El Cauge

En el mismo instante, como evocados por las palabras de Juana, veinte ginetes bien montados y armados de pistolas y espadas, salieron de repente de la hondonada que sefialaba Peralta, y antes que este y su compafiero (exactamente como acontecié a los estremefios) pudieran reconocerse, los envolvieron, 10s desarmaron, ligaron a la espalda sus manos, apesar de su rabia, y los ataron inméviles sobre sus propios caballos.

Juana se adelanté resueltamente hagia e1 jefe del misterioso escuadron.

—g, Con qué derecho 0s atreveis 5. poner la mano sobre hombres libres que llevan su camino?

—C0ntais por nada el derecho de represa1ias?— respondié este con una voz que hizo estremecer 5 Aurelia, sin que pudiera acordarse donde la habia oido otra vez; y por una estrafia coincidencia, alla en el fondo de la silla de manos, una fuerte emocion sacudié el cuerpo desfallecido de laenferma, y un débil grito se exhalé de su pecho, y sus parpados

cerrados se agitaron. 26