Página:La Eneida de Virgilio.djvu/33

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(25)

« O de Otero al perfumndb templo
« A dó mi voluntad es respetada
« Sin conocer mi engaño y mis proyectos;
« Por una sola noche el rostro finge
« El porte y marcha y los pueriles juegos,
« Engáñala si quiere amabie y dulce
« Acariciarte en su oloroso gremio,
« Entre las mesas y el alegre Baco
« Con tierno abrazo y regalado beso,
« Y con tu fuego tu veneno inspira.»
El Amor obedece á los preceptos
De su madre querida, ya las alas
Deja y camina como Julio mesmo.
Venus en tanto recibiera á Ascanio
En su regazo, y apacible sueño
En sus miembros derrama y te condice
Al bosque Idalio de amaranto oliendo:
Sigue á Achates Cupido asaz gozoso,
Los magníficos dones conduciendo;
Al llegar vé á la Reina en su palacio
Ocupando un brillante y rico lecho
Y al padre Eneas; y al Troyano jóven
Sobre soberbia grana le pusieron:
El agua-manos daban las doncellas,
Y el albo pan en los canastos bellos;
Y vírgenes cincuenta bien próvistas
Lámpara regían, y oloroso incienso
A los Penates queman, y servian
Riquísimos manjares otras ciento,
Y á Liëo otras ciento en copas anchas
Dó el brillante licor está luciendo:
En gran número asisten los Tirianos