Página:La Escuela Moderna - Póstuma explicación y alcance de la enseñanza racionalista (1912).pdf/62

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida

comprendería, sería un parecer fugaz, inconsistente, desprovisto de realidad, si no se tuviera al obrero femenino que afirmara y consolidara lo que el hombre produce. El individuo, representado por el varón, como tal individuo, es flor de un día, de efímera significación en la sociedad. La mujer, que representa la especie, es la que posee la misión de retener, en la misma especie, los elementos que le mejoren la vida, cuyos elementos, para ser adecuadamente sabidos, es preciso tener ellos conocimientos científicos.

La humanidad mejoraría con más aceleración, seguitía con paso más firme y constante el movimiento ascensor del progreso y centuplicaría su bienestar, poniendo a contribución del fuerte impulsivo sentimiento de la mujer las ideas que conquista la ciencia.

Dice Ribot que una idea no es más que una idea, un simple hecho de conocimiento, no produce nada, no puede nada, no obra si no es sentido, si no le acompaña un estado afectivo, si no depierta tendencia, es decir elementos motores.

De aquí se desprende que, para bien del progreso, cuando asoma como verdad en el pensamiento científico, no se la puede dejar largos ni cortos lapsos de tiempo en estado contemplativo. Esto se evita penetrando de dole amor, que cuando se apodera de ella no para, no la deja hasta convertirla en hecho de vida.

¿ Cuándo sucederá todo esto ? Cuando se reauna idea, consagrada imiento la idea, comunicán-

58