Página:La Odisea (Antonio de Gironella).pdf/37

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
31

Para vida sin gloria te formasen.
Mas dime, de esta junta estrepitosa,
¿Cuál es de estos aprestos el motivo?
¿Es acaso una fiesta, un himeneo?
¿Un vil escote no será sin duda?
¡Oh, cuál rumor, cuál indecente escena!
A vista tan soez y repugnante
No hay quien herido el pundonor no sienta. »
— « ¡Ah! Telémaco esclama; este palacio
Fué centro de decoro y de grandeza
Al habitarlo el dueño; mas los Dioses
De otra suerte en su enojo lo disponen.
No hay mortal á quien labren un destino
Cual el de Ulises áspero y obscuro.
¡Ah! su muerte á mi amor mas dulce fuera
Si en los muros de Troya, entre sus huestes
En medio de su gloria sucumbiese;
O si al tornar triunfante, al ver sus deudos
Debiese fenecer. La Grecia, grata,
Le elevara una tumba y lauro eterno
Al hijo al menos con tal fin dejara.
Ah ya tal vez, en desusada orilla
Pasto será de las Harpías fieras,[1]

    se confirma el blasfemo sofisma del ilustre Talleyrand que decia que el hombre tenia la lengua para disfrazar el pensamiento. Yo, cuando ya antes del diluvio, veo a Sodoma y Gomorra abrasadas, á causa de sus nefandos vicios; no por el furor de Dios, porque para mi Dios no tiene furor, sino por su ruborosa justicia; y luego á Babilonia, Ninive y la misma Sion Santa abismadas por igual motivo; cuando contemple los retratos de todos los príncipes asirios, de Semiramis, de los Faraones, de Clitemnestra, y en Grecia los de los Cinicos, de Alcibiades, de Laïs; y en fin cuando leo esa repugnante historia de los emperadores romanos y de sus Mesalinas, confieso que me concedo alguna mas caridad para con la época á que pertenezco, y digo que las letras antiguas eran mas desfachadas porque lo eran igualmente las costumbres.

  1. Las Harpías eran una idea vaga, seres sin forma determinada, y asi es que los torbellinos y las tempestades se llaman con tal nombre.