Página:La campania feminista en Argentina.djvu/17

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
238
241
LA CAMPAÑA FEMINISTA EN LA ARGENTINA

Partido Unitario
Azul, Febrero 1º de 1919.

Señora Elvira Rawson de Dellepiane y señoritas Emma Day,

 Adelia Di Carlo y Alfonsina Storni.

De mi consideración:

 Contestando a las diversas preguntas que ustedes formulan, debo decirles que esta iniciativa cuenta de antemano con el síncero apoyo del Partido, pues él auspició los mismos ideales, y así lo tiene declarado en su plataforma electoral de Marzo del año pasado.

 Aplaudo la obra tan dignamente emprendida por ustedes, que revela que existe vitalidad en el alma argentiua y las invito con toda sinceridad de mi alma ciudadano de viejo cuño, a que luchéis sin descanso, sin desmayar, que si el triunfo no lo alcanzáis os quedará la satisfacción moral que es el premio y la recompensa de las almas grandes, de haber luchado por un ideal noble, que solo mira enaltecer el nivel moral y material de nuestra Patria.

 Adelante os diré y hasta la vista, por si queréis cuando regrese a la Capital entrevistaros conmigo.

 Con mi mayor consideración y respeto soy de ustedes el atento y humilde servidor. — Fdo. Ricardo Tarnassi.


Partido Socialista Argentino. — Consejo Nacional

 El Partido Socialista Argentino, dice, por intermedio de su Secretario:

Buenos Aires, Marzo 1º de 1919.

Señora Elvira Rawson de Dellepiane.

 Presidenta de la Asociación «Pro-Derechos de la Mujer».

  Distinguida señora:

 Me complace muy de veras, expresar a usted, que el P. S. A. tiene que ver con profunda simpatía la constitución de esa sociedad pues ella ha de sostener en absoluto el mismo programa que respecto de la mujer sostiene nuestra agrupación política.

 En efecto, el programa mínimo riel P. S. A. registra los siguientes puntos:

 Igualdad civil para ambos sexos.

 Sufragio universal sin distinción de sexos.

 Prohibición del trabajo de las mujeres en todas las industrias, que hagan peligrar la maternidad, la salud o la moralidad.

 Prohibición del trabajo de las mujeres obreras 30 días an-