Página:La campania feminista en Argentina.djvu/6

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
229
TRIBUNA LIBRE


conoció el reposo, que el doctor Leandro N. Alem la obsequió con un reloj de oro, acompañado de una nota sumamente elogiosa.

 Al fin del 5º año contrajo enlace con el doctor Manuel Dellpiane, médico también como ella y digno compañero de su vida.

 Desde su infancia se dedicó al estudio. Es una mujer de ciencia y conciencia, dotada de un espíritu independiente con admirables condiciones de carácter y de equidad.

 Hace catorce años fue llamada a formar parte de la inspección médico escolar. Durante nueve años actuó en el Departamento Nacional de Higiene y, fueron notables sus informes, solicitando la reforma del horario en las escuelas normales, que antes era de 10 a.m. a 4 p.m.; la disminución de deberes a domicilio, la supresión de materias superfluas, e influyó para que la economía doméstica se hiciera práctica, como también propuso la merienda escolar.

 A pedido de la Liga Nacional de Maestros, al quedar cesante de aquel puesto por razones de economía, fue nombrada para una inspección femenina en el Consejo N. de Educación. Ha presentado un proyecto para la creación de Hogares Escolares, que ha sido muy elogiado, pero que aun no se ha llevado a la práctica. Ha presentado su concurso a más de diez asociaciones de cultura y previsión. Formó y dirigió en 1915 con la cooperación de varias instituciones, la primera Colonia de Vacaciones de maestras y alumnas, existente en Uspallata. Ha tomado parte en las comisiones organizadoras de seis congresos. En uno de ellos, propuso, en 1910, la reforma a Código Civil, en lo que se refiere a los derechos de la mujer. La creación de un Hogar Maternal, que aun no ha podido realizarse, también es obra suya.

 Cuando formó parte del Consejo N. de Mujeres, presentó varios proyectos de mérito, uno de los cuales sobre Feminismo fue muy elogiado por el diario "La Prensa".

 La doctora Dellepiane, sobrina del ilustre tribuno, doctor Guillermo Rawson y emparentada por línea materna con el Deán Fúnes, jamás tiene en cuenta la distinción de su origen, como no sea para recordar las grandes virtudes de sus antepasados e inspirarse en ellas. Su vida testimonia con la suma de trabajo, de inteligencia, de esfuerzos, de sacrificio en una absoluta consagración, al bien si es digna heredera de esos nombres respetados e ilustres.

ADELIA DI CARLO