Página:La música como develadora del sentido del arte en Marcel Proust.djvu/83

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hubo un problema cuando se corregía esta página


en diversos esbozos y notas, Parsifal en la obra de Wagner predominanteÚs. Ello ha sido destacado porJean-Jacques Nattiez para asignar a Ia Recherche una función de obra redentora cuyo modelo es Parsifal (la música es, en general, modelo de la literatura). ¿Es el destino de las obras literarias e históricas del siglo XIX el ser siempre incompletas? La respuesta de Proust a esta cuestión es fundamental: el siglo XIX es ei siglo en el que el arte accede a la autocontemplación artística, a Ia conciencia de sí y por ello la obra adquiere una unidad final interior. Los más grandes escritores, como Balzac, Hugo y Michelet, han fallado en sus libros, escuchar el “Encantamiento del viernes santo”. Como se advierte en esto último y y el juez, han sacado de esta autocomtemplación una belleza exterior nueva y superior a la obra, imponiéndole retroactivamente una unidad, una grandeza que no tiene. Sin detenernos en el que vió a posteriori en sus novelas una Comedia humana, ni en los que a unos poemas o a unos ensayos disparatados les llamaron La leyenda de los siglos y La Biblia dela humanidad,‘ ¿no podemos, sin embargo, decir de éste que tan bien encarna el siglo XIX que las mayores bellezas de Michelet hay que buscarlas, más que en su obra misma, en las actitudes que toma ante ella; no en su Historia de Francia o en su Historia dela revolución, sino en sus prefacios a estos dos libros? (V, 171), (lll, 160). . . .pero mirándose trabajar como si fueran a la vez el el obrero juzga su obra y en donde hay frases del tipo de: "¿me atreveré a decirlo?”, y esto último para Proust no es prolijidad del sabio, sino una cadencia del músico. Es como si estas reflexiones sobre Ia obra, una vez concluida, tuviesen un aspecto musical. Por lo menos es _c|aro el modelo wagneriano de la génesis del libreto, la música y el significado de la Tetralogía. Wagnergsegún Proust, debió sentir la misma embriaguez que Balzac, cuando comportándose ante sus novelas a la vez como un extraño y un padre, proyectó sobre ellas una iluminación retrospectiva y dió a su obra el último y más destac_ado toque. La unidad que obtienen Wagner y Balzac es una unidad interior y no .una falsa unidad, que se hubiera derrumbado, 84 Los prefacios son palabras escritas después de los libros y en los que el autor