Página:La noche de la verbena.djvu/38

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
34
LA NOCHE DE LA VERBENA


ANTONIO

Es verdaz, chiquilla. Bueno, bueno, anda, arréglate. (Llevándola mimosamente del brazo hacia la puerta lateral izquierda.)


CARMEN

Pero, ¿qué pretendes que tan engalaná me quiés ver?


ANTONIO

Es que esta noche es la verbena de nuestro barrio y aunque no salgas quiero verte arreglá.


CARMEN

¡Mi verbena de la Paloma! (Mutis.)


SEÑOR MATÍAS

¡Pobre! ¡Con qué resignación lleva su desgracia!


ESCENA V


ANTONIO y SEÑOR MATÍAS


ANTONIO

(A Matías.) Hay que espabilarse, Matías; esto no pué ser; las cosas están malas, los materiales caros.


SEÑOR MATÍAS

Coste que no te voy a pedir na, hombre, y