Página:Martin y Herrera Curso sumario de moral.djvu/156

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


-152-

la voluntad divina.—Algunos filo'sofos han sostenido que la ley moral deriva de las leyes civiles; lo que equi- vale alegitimar todas las tiranias y hacer depender lo justo y lo injusto, de la voluntad de un déspota (3 de los votos de la multitud.

La ley moral no deriva en manera alguna de la ley escrita, puesto que condenamos <5 aprobamos la ley escrita, en nombra de la ley moral. Cuando decimos que tal ley es justa o injusta, la comparamos con una ley no escrita que nos sirve de criterio y modelo para apreciar las leyes existentes.

No solo no deriva la ley moral de las leyes civlles, sino que éstas, por el contrario, carecen de autoridad si aquella desaparece. La ley moral nos dice que es justo obedecer las leyes civiles; supongamos que no hay ninguna obligacion de tal género; laley civil, para hacerse obedecer, no tendra mas que dos apoyos: la fuerza y el interés.

Las leyes escritas, finalmente, estan muy lejos de abrazar todo el dominio de la ley moral; porque mu- chas acciones escapan y deben escapar necesaria- mente 2'1 lafuerza de la ley positiva. Concluyamos, por tanto’,reConociendo que la justicia es superior 2'1 la voluntad de los hombres, y no una consecuencia de los decretos del legislador.

188. Igualmente erronea es la doctrina que sostiene que la ley natural es obra de la voluntad de Dios,