Página:Memorias de la Real Academia de la Historia - Tomo I (1796).djvu/200

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hubo un problema cuando se corregía esta página
22
MEMORIAS DE LA ACADEMIA

nistracion de sus cosas. Pues si sabiendo que ellos fueron llevados en el vientre de sus madres , y que se alimentaron con los frutos de la tierra , con todo objetais el culto de un hombre nacido , obrais harto injustamente , queriendo establecer que aquello que vosotros mismos haceis sea en nosotros culpable.

 Todo lo que se escribió contra los gentiles , quando los padres de la iglesia trataban los puntos de religion , se observa haber sido en dos términos y modos de argüir , uno apologético de la religion christiana , otro impugnatorio de la gentílica : en ambos se trataba de la falsedad de los dioses ; pero en este último , como mas directo al fin de declarar la especie de aquellas mentidas deidades , se consiguieron mas luces de su existencia.

 Y aunque algunos de aquellos fingidos dioses representen cosas físicas y hombres verdaderos , como Saturno , Júpiter , Apolo, Oceano , Mercurio , Tétis , Vénus , Diana , Baco , Céres y otros, ¿quien habrá que pueda desfigurar la naturaleza y acciones de hombres en Hércules , Anteo , Phrixô , Atamanto , Eneas , Turno y otros innumerables que se nos representan héroes , y la mitología los propone semidioses?

 Ofrécese otra reflexion bien oportuna. ¿Quien negará que ha existido en el mundo Julio César? ¿ y quien no concederá á los escritores de su vida aquella dignidad en que están todos los buenos ó los mejores historiadores? Pues con todo le hallamos deificado por los poetas [1] , y aun por los mismos historiadores. Toda la discrecion de Cicerón prevaricó en la muerte de su hija Tulia , y la dedicó culto y sacrificios. Los emperadores romanos es notorio publicaban algun prodigio suyo para acreditarse divinos y hacerse mas venerables en el trono. De Augusto , de Tiberio , de Vespasiano , de Domiciano , de Adriano y de otros leemos esto en Suetonio , Cornelio Tácito y Dion Casio , y de Claudio en particular [2] , de que hizo burla Séneca [3] . Así pues se puede creer que la antigüedad elevó á otros hombres á la clase de dioses ; y aunque toda esta divinidad y sus medios y cultos fueron vanidad

  1. Virg. Eglog. I. vers. 47. Ovid. lib. 15 . Metam.
  2. Sueton. cap. 7. & 46. Dion Cas. lib. 66. Tacit. lib. 4. Histor.
  3. Senec. Claud. Cas. Dion Cas. lib. 60. in fin.