Página:Mexico as it was and as it is.djvu/154

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
113
MITOLOGÍA MEXICANA.

Este extraordinario ceremonial no fue hecho por sacerdotes españoles, Acosta lo llama "una comunión que el mismo diablo, el príncipe del orgullo, ordenado en México, ¡para falsificar el Santísimo Sacramento!"*

Así de magnificente era el dios de la guerra, no desdeñaba, conforme a la tradición, tomar para sí una horrible socia, cuya figura monstruosa y horrible se ha conservado hasta estos tiempos en la estatua, dibujos que se dan al comienzo de esta carta.

Teoyaomiqui, la esposa del Huitzilopochtli, era la diosa que conducía las almas de los guerreros, que morían en defensa de sus altares, al Elíseo mexicano—la casa del sol.

La figura en la página opuesta representa la parte frontal de este ídolo—los senos denotando el sexo. A los lados de estos y debajo, hay cuatro manos, mostrando las palmas abiertas, mientras arriba y entre manos hay sacos o bolsos con forma de calabazas, que, según Don Fernando de Alvarado Tezozómoc, representaba "bolsos tejidos" de un color azul, llenos de copal, que se ofrecían al ídolo conteniendo el incienso sagrado utilizado en las ceremonias de elección y funeral de Reyes y quemado con los cuerpos o los corazones de los cautivos asesinados para acompañar al difunto soberano en su viaje al mundo de los espíritus.

En frente de la cintura, hay una cabeza de muerte. La correa por el cual se mantienen estas calaveras, se percibirán en la segunda figura, que exhibe la estatua en el perfil.

Los nudos de serpientes, las plumas, las conchas y las uñas o garras formando la parte inferior de la figura, De gama† dice que la insignia de otros dioses relacionados con Teoyaomiqui o su esposo; mientras que todos esos sobre la cintura, delante y detrás, son símbolos de la misma deidad. La parte superior de la estatua está representada en el siguiente dibujo:


click on this image to enlarge it.

* La figura de la Santa Cruz se ha encontrado en México, y el dibujo de una descubierta en Palenque, dada por el Sr. Stephens en su primer volumen. Se le conoce como el símbolo de materia. Entre los irlandeses era el símbolo del conocimiento y Garcilaso de la Vega nos informa que los antiguos peruanos tenían "una cruz de blanco mármol tenida en gran veneración, pero no la adoraban". Ellos no dieron ninguna razón por el respeto que le tenían.
† P.36 Descripción Histórica y Cronológica.