Página:Mexico as it was and as it is.djvu/346

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
267
INSTITUCIONES PÚBLICAS.

de la libertad mexicana. Las sillas de los miembros están en dos filas, una se alza sobre la otra contra las paredes del semicírculo, sin escritorios; y por encima de estos, hay, bancas o espacios soportados por pilares, para la audiencia. Una imagen bien ejecutada de la victoria de Tampico, ocupa un tablero sobre la puerta en frente del trono; y en la mesa de los secretarios se coloca un crucifijo omnipresente.

Los edificios de la Casa de Moneda forman la parte posterior de la Plaza del Palacio y están llenos con maquinaria pesada y vieja del siglo pasado. No vi ninguna de las mejoras modernas que se han introducido tanto en Europa y en este país; pero no puedo pasar esta institución sin hacer justicia a las habilidades artísticas del artista, que hacen actualmente nuevos dados para la futura moneda de la República. El gusto y el talento de este joven caballero fueron descubiertos por algunos jefes de Gobierno, y fue inmediatamente enviado a Roma, donde, después de unos años de estudio, ha vuelto para honrar su Capital nativa con las obras de su gravado.

No diré nada del viejo edificio de la Inquisición, con sus salones abovedados, sus cámaras interiores y su penumbra monástica; o de la vecina Iglesia de los dominicos, en el patio que aún se muestra el hueco entre las piedras, donde se erigió el palo que sostenía las víctimas de sus antiguos autos. Ya no hay una Inquisición, o un chivo.

Cerca de esto está la Aduana la cual, al igual que la Diputación, es un edificio majestuoso y espacioso. Hay catorce iglesias parroquiales, seis iglesias privadas, trece conventos y seminarios para hombres y veintidós para mujeres; seis colegios, una Universidad y cinco hospitales y casas de pobres.


MONTE PIO.

El Monte Pio—es una especie de establecimiento prestamista nacional—esta en la gran plaza, ocupando el edificio conocido como Palacio de Cortés, se dice que fue erigido sobre las ruinas del antiguo Palacio de Moctezuma. Esta es una de las instituciones más benéficas del mundo y fue fundada en 1775, por el Conde de Regla, quien lo dotó de unos $300.000. Desde ese período ha sido administrado fielmente por el Gobierno y ofrece socorro diariamente a más de doscientas personas. Es gobernado por una Junta de directores generales y recibe promesas de ropa, joyas, plata y todas las especies de valor. Estos artículos se evalúan en una justa valoración, cuya cantidad (menos el interés) se presta al empeñador;—entonces los retienen por seis meses, durante este período el propietario está en libertad de retirarlo mediante el pago de la suma adelantada. Si la deuda no es rembolsada al final de ese tiempo, los artículos se subastan en venta pública; y si producen más en