Página:Ninon Lenclos Cartas.djvu/60

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


MEMORIAS SOBRE LA VIDA cierta filosofia no debe al menos ponerse por encima de las razones humanas que le hacen un crimen de publicarla. Facil sería demostrar (si fuera este el sitio de semejante demostración) que sólo el respeto que cada uno debe a la sociedad debe proscribir los pre- tendidos descubrimientos que contra las máximas generalmente aceptadas en un estado en materia dc politica y, sobre todo, de reli- gión. La filosofla dc Ninón cs inexcusable á este res- pecto, y Mme. de Sévigné pone de su parte a todas las personas honradas cuando en una dc sus cartas se queja de verla tan peligrosa en un asunto de tal importancia. Que jus1 o motivo de alarma para esta madre razo- nable vcr á su hijo, joven aún., y por la facilidad natural de su carácter, susceptible dc todas las impre- siones, seguir á una mujer amable que le hacia un crimen dc su simplicidad, y quc sin cesar queria llevar su corazón al olvido de los principios que habia reci- bido. El donde empezaba a amarla; los consejos de la marquesa su madre, y de M '. de La Fayette, no con- siguieron arrancarlo a esta inclinación. lleno de talento; Ninón lo escuchó en seguida, y sabiendo quc era amado de la famosa Champ-Melé, exigió que le sacrificara las cartas que de ella babia recibido. l Qué no harán los celos i Ninón queria hacer de ellas un uso vergonzoso ; queria enviárselas al mar- qués de Tonnerre, a quien esta actriz célebre engañaba por el joven conde, a hijo confió la debilidad que habia tenido de entregar las cartas, lo avergonzó por este sacrificio cruel y le hizo convenir en que