Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/149

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
135
EL MISTERIO DE MARÍA ROGÊT

todo, á no ser por referencia a la doctrina del acaso, ó como ha sido llamada técnicamente, el Cálculo de las Probabilidades. Ahora bien, este cálculo, en su esencia, es puramente matemático: y así tenemos la anomalía de lo más rígidamente exacto en ciencia, aplicado á la sombra, á la espiritualidad de lo más intangible en especulación.

Se encontrará que los extraordinarios detalles que he sido exhortado á publicar, forman, teniendo en cuenta el tiempo corrido, la primera de una serie de coincidencias apenas inteligibles, cuya rama secundaria ó final será reconocida por todos los lectores del asesinato de María Cecilia Rogers, en New-York.

Cuando en un artículo titulado Los Crímenes de la calle Morgue, traté, hace un año, de pintar algunos notabilísimos rasgos del carácter mental de mi amigo el señor C. Augusto Dupin, no me figuré tener que ocuparme de nuevo del mismo asunto. Esa pintura del carácter constituía mi designio; y este designio se vió completamente satisfecho en la extraña sucesión de circunstancias narradas como una prueba de la idiosincracia de Dupin. Hubiera podido presentar otros ejemplos, pero no habría probado más. Hechos producidos hace poco, sin embargo, me habían llevado en su sorprendente desenvolvimiento, á algunas conclusiones que traerán consigo el aspecto de confesiones violentas. Oyendo lo que he oído últimamente, sería, á la verdad, extraño que guardara silencio acerca de lo que he oído y sabido hace tanto tiempo.

Después del desenlace de la tragedia oculta en las muertes de Madame L'Espanaye y su hija, Dupin relegó el asunto al olvido y volvió a caer en sus antiguos