Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/162

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
148
EDGAR POE. — NOVELAS Y CUENTOS

contra su castidad: y que estos amigos, habiéndose descubierto un cadáver en el Sena, algo parecido al de la joven, habían aprovechado la oportunidad, para impresionar al público con la noticia de su muerte. Pero L'Étoile se había apresurado demasiado, otra vez. Fué perfectamente probado que ninguna indolencia como la imaginada, existía; que la anciana señora estaba en extremo débil, y tan afligida que le era imposible atender á nada; que St-Eustache, lejos de recibir la noticia con frialdad, se enloqueció casi de dolor, y sufría tan desesperadamente, que el Sr. Beauvais pidió á un amigo y un pariente; que le cuidaran y le privaran que asistiera al examen, cuando se exhumara el cuerpo. Además, aunque fué constatado por L'Étoile que el cadáver había sido inhumado la segunda vez, á expensas del pueblo — que una ventajosa oferta para sepultarlo privadamente había sido rechazada en absoluto por la familia — y que ningún miembro de la familia asistió al ceremonial religioso — aunque, digo, todo esto fue asegurado por L'Etoile en apoyo de la impresión que deseaba trasmitir — todo fué satisfactoriamente refutado. En un número posterior del diario, se pretendió arrojar sospechas hasta sobre Beauvais mismo. El editor decía:


«Ahora, el asunto cambia una de sus faces. Se nos ha dicho que una vez, estando la señora B*** en casa de la señora Rogêt, el Sr. Beauvais, que había salido á la calle, le dijo á ella, que se esperaba á un gendarme, y que ella, la señora B*** no debía decir nada al gendarme hasta que él volviera; quo le dejara el asunto á