Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/45

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
31
SU VIDA Y SUS OBRAS

tífica, cuyos efectos son terribles, todo eso imaginario que flota alrededor del hombre nervioso y lo conduce al mal.

El ardor mismo con el cual se arroja en lo grotesco poe el amor de lo grotesco, y en lo. horrible por el amor de lo horrible, me sirve para verificar la sinceridad de su obra, y el acuerdo del hombre con el poeta. — He notado ya que en muchos hombres este ardor era á menudo el resultado de una vasta energía vital desocupada, algunas veces de una pertinaz castidad y también de una profunda sensibilidad sin empleo. La voluptuosidad sobrenatural que el hombre puede experimentar en ver correr su propia sangre, los movimientos repentinos, violentos, inútiles, los grandes gritos arrojados al aire sin que el espíritu haya mandado á la garganta, son fenómenos todos del mismo orden.

En el seno de esta literatura en que el aire está rarificado, el espíritu puede experimentar esa vaga angustia, ese miedo pronto á las lágrimas y ese malestar del corazón, que habitan los sitios inmensos y singulares. ¡Pero la admiración es la más fuerte, y además el arte es tan grande!

Los fondos y los accesorios son en él, apropiados á los sentimientos de los personajes. Soledad de la naturaleza ó agitación de las ciudades, todo está descrito nerviosa y fantásticamente. Como nuestro Eugenio Delacroix, que ha elevado su arte á la altura de la grande poesía, Edgar Poe ama el agitar sus figuras sobre fondos violáceos y verdosos, en que se revelan la fosforescencia de la podredumbre y el olor de la tempestad. La naturaleza, llamada inanimada participa de la naturaleza de los seres vivientes y, como ellos, se estremece