Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/77

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
63
LIGEIA

carácter de Ligeia. Una intensidad de pensamiento, accion ó palabra, era posiblemente en ella un resultado, ó al menos un indicio, de esa gigantesca voluntad que, durante nuestra larga relacion, dejó de dar otro y más inmediato testimonio de su existencia. De todas las mujeres que he conocido jamás, ella, la exteriormente tranquila, la siempre plácida Ligeia, era también la que más violentamente se veia presa de los tumultuosos buitres de la pasion. Y de aquella pasion no podia yo formar estima, excepto por la milagrosa dilatacion de sus ojos, que de pronto me deleitaban y me espantaban, por la casi mágica melodía, modulacion, claridad y placidez de su tenue voz, y por la feroz energía, a la que hacía doblemente efectiva el contraste con su ma- nera de pronunciar las extrañas palabras que habitual- mente articulaba.

He hablado de la instruccion de Ligeia ; era inmensa, tal como no la he conocido en mujer alguna. Era pro- fundamente versada en las lenguas clásicas, y mis pro- pios conocimientos en los dialectos europeos modernos nunca se encontraron por arriba de su saber. En reali- dad, ¿hay algún tema de los más admirados, porque son simplemente los más oscuros de la jactada erudicion de la Academia, en la que encontrara jamás á Ligeia en falta? ¡Cuán singular, cuán conmovedoramente, este solo punto en la naturaleza de mi esposa, ha forzado mi atencion, en los últimos tiempos sobre todo! Digo que sus conocimientos eran tales, como nunca los he cono- cido en mujer alguna; ¿pero donde está el hombre que ha atravesado, con éxito, todas las anchas áreas de la ciencia moral, física y matemática? No vi entonces lo que ahora percibo claramente: que el saber de Ligeia