Página:Our Sister Republic - Mexico.djvu/512

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
494
HISTORIA DE UN AFICIONADO.

me saliera del ruedo. Así que le dije mi padrino que lucharía contra él un poco, pero no me sentía muy bien.

"Dijo:" es mejor que pongas las banderillas en el cuello del Toro. Yo atraeré la atención del toro, y cuando estés listo para lanzarlas, me avisas y yo brincaré a un lado.

"Dije que lo haría, y mi padrino fue donde el toro, y empezó a bailar frente a su nariz. Entonces corrí a poner las banderillas, pero estaba tan emocionado que me olvidé de avisarle para que se hiciera a un lado, y cuando las aventé le pegaron a él en la espalda en lugar del Toro. Entonces mi padrino lanzó un bramido más fuerte de lo que el toro hubiera podido, y empezó a bailar como una tarántula y tratando de agarrar las banderillas. Por fin las agarró y sacó los ganchos de su piel. Entonces corrió hacia mí y me tiró al suelo, y comenzó a golpearme en la cabeza y en la espalda con el lado plano de su espada, y su pie, y dijo:

"¡Mira aquí ahora! Antes de seguir adelante es mejor que se entienda una cosa inmediatamente. ¿Eres tu padrino mio o el padrino del Toro?"

"Estaba tan furioso que no le podía dar una explicación, y así que le dije que me iría a casa, porque no me gustaba el deporte, y nos podría hacer malos amigos o algo si seguíamos. Algunas de las naranjas y manzanas y cosas que me aventaron eran muy sólidas, y me fui de la ciudad esa noche. Desde entonces no he tenido ninguna pelea con toros, y no quiero tener más."

Mientras espera en Veracruz la llegada del Sr. Seward de Orizaba, y la salida del buen vapor Cleopatra, que nos debería llevar a nosotros, finalmente,