Página:Our Sister Republic - Mexico.djvu/518

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
500
"QUIEN ENTRA AQUÍ DEJA LA ESPERANZA ATRÁS."

que cualquier otro lugar en la tierra, que el clima es terriblemente húmedo, que el puerto fuera del castillo esta infestado con tiburones que hacen el intento de nadar desde allí a la orilla una muerte segura, en caso de que un preso por casualidad se escapara de su celda, y puede darnos una de idea lo que debe ser la condición, mental y físico, de los prisioneros del Castillo de San Juan de Ulúa. No me sorprendí cuando vi por la luz de las antorchas intermitentes de nuestros guías, alto en el techo de uno de estos horrores de guaridas, groseramente escrito con carbón, evidentemente en la oscuridad y a través del sentido de sentirse solos, por algún prisionero montado en los hombros de sus compañeros, la conocida cita de Dante:

"Quien entra aquí, deja las esperanzas atrás."

La inscripción está en español y sin fecha, pero en una habitación contigua vi el León de España dibujado de la misma manera en la pared, con la fecha abajo, 1835, y por comparación, juzgué al primero como más antiguo.

Las celdas o mazmorras, ocupadas por los presos en la actualidad, son las más cómoda—o más bien las menos ruidosas y horribles—de cualquiera en la fortaleza; pero son terribles, sin embargo. Hubo un informe en la Ciudad que le habían disparado a dos presos en el Castillo justo antes de nuestra visita, pero el comandante nos aseguró que tal no fue el caso, porque no ha habido ejecuciones allí durante algunos meses. No vi nada para indicar que los prisioneros eran tratados con alguna severidad o crueldad innecesaria por el comando ahora; y, por el contrario, creo que todo lo que el