Página:Our Sister Republic - Mexico.djvu/530

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
512
VIAJE DE VERACRUZ A YUCATÁN.

generosas pueden apreciar justamente. No tardé en percibir que era esa delicadeza que fue el motivo de su comisión para encontrarme en Guadalajara, y asistirme hasta la hora de mi embarque. Soy incapaz de expresar el sentido profundo que siento por los cuidados y atenciones, que no sólo me salvó de todo malestar y peligro, pero que hizo el viaje de mi familia y amigos, un placer continuo y de constante instrucción. Ruego que acepte mis más profundos agradecimientos, con afectuosos deseos para su continuo bienestar y salud y felicidad de sus hijos. Usted escuchará de mí, mi estimado Sr. Bossero, a mi llegada a Nueva York, y yo espero en esa ocasión, que no me haya olvidado usted. Soy, mi estimado señor, muy sinceramente su amigo.

WILLIAM H. SEWARD.

A las 4 p. m. el martes, 11 de enero., 1870, estábamos todos a bordo del Cleopatra, y ella navegaba fuera del puerto de Veracruz, pasando el Castillo de San Juan de Ulúa, y el gran arrecife de coral más allá, hacia el Golfo de México. Al atardecer, todos a bordo sujeto a mareo, estábamos mareados; el escritor entre ellos, desde luego. Al día siguiente estábamos fuera de vista de tierra con un mar agitado. La de mañana del 13 clara fue hermosa, nos reveló las bajas costas arenosas de Yucatán a lo largo del horizonte sur, y al mediodía anclamos fuera de Sisal, en la rada abierta que sirve como puerto, salvo en caso que sople un norte, cuando no hay ningún puerto.

Como el mar está picado el Sr. Seward decidió no ir a la costa, aunque estaba muy tentado a hacerlo y pasar veinte días visitando la antigua Ciudad española de Mérida, las misteriosas ruinas de Palenque, los bosques de Campeche, y otros puntos de interés en la península.