Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/80

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


pueden asignarse del mismo modo, quedan siempre incógnitas. La guerra no hace las mas veces otra cosa que manifestar los sucesos ya determinados por unas causas morales que raramente saben ver los historiadores.

 Añadamos á esto que la historia muestra mucho mas las acciones que los hombres, porque solo toma á estos en ciertos momentos escogidos con sus vestidos de gala: no presenta mas que al hombre público que se ha adornado para ser visto: no le sigue en su casa, en su familia, en medio de sus amigos: no le pinta, pues, sino cuando representa, y pinta mas bien su vestido que su persona.

 Yo querria mejor, para principiar el estudio del corazon humano, la lectura de las vidas particulares, porque el hombre entónces en vano se oculta: el historiador le persigue por todas partes; no le deja ningun momento de descanso, ningun rincon en que meterse para evitar la vista penetrante del espectador; y cuando el uno cree ocultarse mejor, el otro le hace conocer mas bien. Aquellos, dice Montaigne, que escriben vidas, por lo mismo qiie se paran mas