Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/81

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(77)

en los consejos que en los sucesos, mas en lo que pasa dentro que en lo que sucede. fuera, son mas propios para mí; y he aquí por que Plutarco es mi hombre.

 Es verdad que el genio de los hombres reunidos, ó de los pueblos, es muy diferente del carácter del hombre en particular, y que seria conocer muy imperfectamente el corazon humano no examinandolo tambien en la muchedumbre; pero no es menos cierto que es menester principiar por estudiar al hombre para juzgar á los hombres, y que quien conociese perfectamente las inclinaciones de cada individuo, podria prever todos sus efectos combinados en el cuerpo del pueblo.

 Aun es necesario recurrir á los antiguos para este estudio del hombre, por lo que ya he dicho, y ademas porque estando desterrados del estilo moderno todos los pormenores familiares y bajos, pero verdaderos y caracteristicos, los hombres se hallan tan adornados por nuestros autores en sus vidas privadas como sobre la escena del mundo. La decencia, no menos severa en los escritos que en las acciones, no permite ya decir en público lo que no permite hacer en público;