Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo II (1818-1819).djvu/161

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
159
SESION DE 22 DE DICIEMBRE DE 1818


Núm. 216

Excmo. Señor Presidente del Senado:

Me es de indispensable precision poner en la Excma. atencion de V. E. que existe en mi poder superior órden del Comandante Jeneral en Jefe para ejecutar a don Francisco Arcaya, vecino de esta villa, para el entero de cuatrocientos cuarenta i tantos pesos que debió enterar en mandiles, a quien tengo ejecutado en varias ocasiones i no he conseguido lo cumpla; hoi en la época, me hallo sin hallar qué hacer con respecto a que, en mi ausencia, el subalterno interino i Cabildantes lo nombraron de censor i para ello lo confirmó S.E. Bien que los espuestos no hicieron recuerdo, estaba comprendido en este adeudo; lo que pongo en la Excma. consideracion de S.E. para que me ordene, si, aun gozando de este empleo, podré exijirlo a la satisfaccion.

En igual el hermano del espuesto debe quinientos, que lo es don Manuel Arcaya, al que tambien he exijido, i éste, con pretestos de que su hermano don Francisco se debe entender con él, me ha entretenido, i con respecto que éstos son mis rivales i acusantes en la causa que se me fulminó, como consta en el mérito de los autos que existen en la Excma. Cámara en grado de apelacion por mi autor. —Dios guarde a V.E. muchos años. —Ligua, Diciembre 18 de 1818. — Nicolas Orrego. —Excmo. Señor Presidente del Senado.


Núm. 217

Instruido el Excmo. Senado de la nota de US. del dieziocho del corriente, me ha ordenado le diga por Secretaría que en el caso de tener duda para proceder contra don Francisco Arcaya, elejido censor de ese lugar, debe consultarse con el Excmo. Señor Supremo Director, teniendo siempre por norte que para hacer asequible el cobro de las deudas fiscales, no hai privilejio que favorezca al deudor, a no ser que se presente duda de tanta arduidad, que se trepide en la resolucion por un estraordinario privilejio del deudor; i como en este caso, quien debe decidir es la suprema potestad ejecutiva, servirá esto de gobierno para proveer. —Dios guarde a US. —Santiago, Diciembre 22 de 1818. —Al Teniente-Gobernador de la Ligua.