Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo II (1818-1819).djvu/190

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


188
SENADO CONSERVADOR

suspender, no puede considerarse nulidad alguna en el acto electivo; pero que debe tenerla, reputándose por un atentado, si ciertos de la prohibicion procedieron , i que, no presentándose en el espediente esclarecido el hecho, se mandara devolver a la Suprema Autoridad para que espidiera la resolucion segun estos antecedentes, i supuesto que allí se movieron los recursos; i quedando todo cumplido en el dia, firmaron los señores senadores el acuerdo con el infrascrito secretario. —Cienfuegos. —Fontecilla. —Perez. —Alcalde. —Rozas. —Villarreal, secretario.


ANEXOS

Núm. 242

Excmo. Señor:

Acompaño a V. E. las actuaciones obradas sobre la el eccion de administrador jeneral del importante cuerpo de la Minería, i recursos promovidos de nulidad. Sírvase V. E. acordar los medios de terminar estas jestiones, de modo que recaiga la eleccion en un sujeto que, a mas de estar adornado de las cualidades que dispone el art. 3.º, tít. 1 de la Ordenanza, sea un decidido patriota. —Dios guarde a V. E. muchos años. —Palacio Directorial, Santiago, Enero 7 de 1819. —Bernardo O'Higgins. —Excmo. Senado del Estado.



Núm. 243

Excmo. Señor:

Paso a manos de V. E. la adjunta representacion promovida por el comandante de la Academia Militar i el oficio del Excmo. Señor Capitan Jeneral i en jefe del Ejército Unido que la acompaña, por la que verá V. E. el deplorable estado de aquel establecimiento i las dificultades que se tocan para poderle dar en la actualidad una forma inherente a su instituto.

Nada seria mas conforme a las intenciones del Gobierno, al interes ilustre del Estado i a los militares de todas armas, que la creacion de un Liceo, en el que aquéllos desde sus tareas puramente teóricas, pasasen a hacer sus análisis con la práctica; pero los invencibles diques que se oponen por ahora a la ereccion de un seminario perfecto, en razon de los cuantiosos medios que se necesitan para empresas de esta clase, me inducen a creer que seria en la actualidad mas conveniente la supresion eventual de dicha Academia, hasta que desembarazado el Estado de las urjentes atenciones que le rodean, pueda dedicarse el Gobierno a instalarla de nuevo.

Los establecimientos de esta naturaleza exijen, ademas de injentes sumas i de un celo prolijo del Gobierno, el que desde un principio se creen bajo aquella base de perfeccion en que estriba el resultado malo o bueno de los sucesos i sin la que nada se puede esperar. Así que no dudo deferirá V. E. a mi dictámen, en virtud del que es indispensable se incorporen en los cuerpos a que pertenecen por sus armas, todos los sarjentos i cabos, entretenidos en la Academia Militar; pues de otro modo, seria tener un edificio con solo el epíteto de aquélla i una porcion de hombres mas onerosos que útiles al Estado. —Dios guarde a V. E. muchos años. —Santiago, 8 de Enero de 1819. —Bernardo O'Higgins. —José Ignacio Zenteno, Secretario. —Excmo. Senado.


Núm. 244

Excmo. Señor:

Tengo el honor de elevar a las supremas manos de V. E. la representacion orijinal que me ha hecho el comandante de la Academia Militar. Ella es un cuadro al vivo en que se mira la destitucion i miseria de aquel establecimiento de tanto interes para la juventud. De los conocimientos , ilustracion i virtudes de ésta solo puede esperar la patria la consolidacion de su libertad i los progresos de su engranclecimiento i felicidad. Mas no permitiéndonos las urjencias preferentes del momento atender con el debido esmero a su fomento, yo soi de parecer que, puesto que no alcanzan nuestros fondos a la atencion simultánea de la guerra i de los establecimientos útiles, se posterguen éstos para concluir vigorosamente aquélla, sin cuyos buenos resultados es quimérica la idea de una Patria.

Este mi parecer lo someto con docilidad al superior de V. E., protestándole la deferencia i sumo respeto con que miraré sus providencias relativas.

Dios guarde a V. E. muchos años. —Cuartel Jeneral en Santiago, 30 de Diciembre de 1818. —Excmo. Señor Jeneral José de San Martin. —Es copia. —Zenteno.


Núm. 245

Excmo. Señor:

Encargado del Colejio de Militares, debo anunciar a V. E. que este seminario se halla en una languidez que promete su disolucion. Desde el mes de Setiembre están sin pagarse los haberes , i sin embargo de haberse pagado en paños i tafetas hasta Agosto (de cuyo mes aun se debe un pico), a fin de que los cadetes costeasen de sus sueldos su vestuario, con la pro