Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XV (1827-1828).djvu/393

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
385
SESION DE 23 DE ABRIL DE 1828

delicias de Capua, insultase a ciudadanos que han sabido distinguirse por su amor al pais i han merecido bien de la patria.

Yo no lo estraño, señores representantes; yo he debido padecer; yo he leido, por decirlo así, cuanto está escrito de mi en el eterno libro del destino; yo sé que el celo por la causa pública teñirse sabe de ciertos colores que las mas veces pasa por pasion lo que solo es valentía del ánimo; i la historia de los siglos me enseña que aun en las acciones de los hombres de mejor mérito se deja descubierto el flanco que los hace víctima de sus mismas operaciones. Publíquese en hora buena que soi un revolucionario, un faccionista. El ménos prevenido advertirá que el arbitrio de acusar i juzgar por meras jeneralidades está detestado por la conciencia pública; i que espresiones semejantes son i han sido siempre el idioma de los gobiernos, de los gabinetes tiranos. Por último, séame permitido decir que si el impedir cuanto estuvo de mi parte en el Consejo de Estado el que el Director Supremo de propia autoridad echase por tierra la Constitucion del año 23, si el oponerme a la dictadura a que se aspiraba a esa majistratura que, a la luz de la filosofía, se presentará siempre terrible; si finalmente el desear que las provincias nombrasen sus Diputados para que, ocupados de los males, proveyesen del remedio, es ser desorganizador i faccionista, vengo gustoso en honrarme con semejantes títulos porque si el obrar como buen majistrado como buen ciudadano son oficios recomendables, lidiar contra el despotismo es abrirse camino para la gloria.

Convirtiéndome, pues, a mi propósito i ya que por medio de mi espatriacion se han violado todas las garantías sociales, lleno de la estima de mí mismo i de la satisfaccion que inspira una conciencia sin reproche, ocurro a V. S. nó a im, petrar los socorros de la indijencia menesterosa, nó a solicitar gracia alguna, sí solo a reclamar el agravio de las leyes ofendidas en mi persona, i pues la posicion mas ventajosa por el buen derecho es la de alegarle ante personas íntegras e ilustradas i jueces en su propia causa, espero fundadamente que V. S. alzará la fuerza reponiendo las cosas al estado que tenian de antemano, sobre el seguro de estar dispuesto a dar en juicio contradictorio o de oficio, la satisfaccion que corresponda, así lo pide el órden de justicia, lo exijen tambien el decoro, respeto i jenerosidad de V. S. que si fué interesante el cuadro del hombre de bien luchando con la adversidad, pudo mucho mas el de aquel que supo sostenerle en su desgracia; para todo lo que a V. S. pido i suplico se digne hacer como he pedido en la concluccion de este memorial, que es justicia. —José Gaspar Marin.


Núm. 532

El Congreso Nacional ha sancionado lo siguiente: (Sigue el proyecto inserto en el acta sobre traslacion del Congreso a Valparaiso.)

El Presidente de la Sala tiene el honor de comunicarlo a S. E. el Vice-Presidente de la República para los efectos consiguientes i de saludarlo con su acostumbrado afecto.

Santiago, Abril 24 de 1828. —Al Excmo. señor Vice Presidente de la República.