Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXIX (1841).djvu/266

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
262 CÁMARA DE SENADORES

Santiago, Noviembre 19 de 1839. —Dénse las copias que se pide autorizadas por el oficial 1.º del Ministerio de la Guerra encargado de su archivo, don José María Aris. —Cavareda.


En cumplimiento del superior decreto que precede, certifico: que en el archivo del Ministerio de la Guerra que se halla a mi cargo, se encuentran orijinales las supremas resoluciones del tenor siguiente:

Santiago, Mayo 29 de 1838. —Nómbrase Intendente Jeneral del Ejército Restaurador del Perú al Visitador Jeneral de oficinas fiscales teniente-coronel de Ejército don Victorino Garrido, reservándose el Gobierno, por ahora, para decretar por separado el sueldo de que deberá gozar por el desempeño del destino que se le confiere por el presente decreto.

Refréndese i tómese razon. —Prieto. —Ramon Cavareda. —Santiago, Junio 6 de 1838.


Valparaiso, Julio 2 de 1838. —Consultando el Gobierno el mayor ahorro de los fondos fiscales que necesariamente recibirian un injente gravámen si hubiera de abonársele al actual Intendente del Ejército Restaurador el sohre sueldo de que ha gozado hasta aqut por razon de viático en las distintas misiones de que ha sido encargado como Visitador Jeneral de oficinas fiscales, viene en declarar a favor de dicho Intendente, en consideracion a habérsele recargado con la Intendencia de la Escuadra el goce de $ 2,000 anuales sobre los $ 4,000 que le estaban señalados como Visitador Jeneral, debiéndole ser pagados dichos $ 2,000 por la Comisaría del Ejército i Marina de Valparaiso.

Refréndese, tómese razon i comuniqúese. —Valparaiso, Julio 3 de 1838. —Prieto. —Ramon Cavareda.

Santiago, Noviembre 20 de 1839. —José María Aris.

El abajo firmado certifica que habiendo sido llamado por el señor don Victorino Garrido, para curarlo de una dolencia que actualmente padece, ha encontrado que su salud se habia atacado de un estado pituitoso de los pulmones, causada por un estado conjestivo de las glándulas parenchy matosas del abdomen, cuyo su estado le hace incapaz de desempeñar cualesquier cargo público que exija una contraccion demasiado mental, siendo la situacion mas apropósito para su modo de vivir, una ocupacion que demande ejercicio corporal.

Para los fines que convenga al interesado, doi este a 27 de Agosto de 1839 —Cárlos Getzs, doctor de Medicina, Cirujía i Filosofía.


Núm. 463

Adoleciendo de una enfermedad del pecho de algunos años a esta parte, la cual se ha agravado mas en estos últimos meses, considero necesario para los fines que me convengan, que se digne V. S. ordenar que el cirujano mayor del Ejército, o cualesquiera otro facultativo que V. S. halle por conveniente, certifiquen lo que conceptúen acerca del estado de mi salud.

Tengo el honor, con este motivo, de protestar a V. S. la mas distinguida consideracion i respeto.

Cuartel Jeneral. —Lima, 25 de Setiembre de 1839. —Victorino Garrido.

Informe el cirujano mayor. —Búlnes.


Señor Jeneral en Jefe del Ejército Restaurador:

En cumplimiento del decreto anterior, he visto al señor Intendente del Ejército i en la averiguacion que hice de la enfermedad que padece, tuve motivo de opinar que cualquiera seria atencion a negocios o continua ocupacion en asuntos que exijen mucho ejercicio mental, le seria sumamente perjudicial, i que el actual estado de su salud requiere a mas de los medicamentos correspondientes un reposo continuo para restablecerla, pues sus órganos de respiracion están considerablemente afectados de una irritacion crónica, consecuencia (como yo supongo) de algun resfrio que habrá tenido i las céldulas bronquiales de que esián formados, principalmente los pulmones, en mi concepto, están interiormente cubiertas de una linfa inspirada que le causa frecuentemente una dificultad de respiracion i una tos molestosa, lo cual sino esté atendido un tiempo con una curacion prolija, pudiera terminar en una enfermedad peligrosa.

Es lo que puedo informar a V. S. en este caso. —Lima, Octubre 27 de 1839. —Juan A. Green.


Cuartel Jeneral en Lima, Octubre 12 de 1833. —Vuelva al interesado —Búlnes.


Núm. 464

Excmo. Señor:

Don Victorino Garrido, Intendente Jeneral del Ejército Restaurador, por conducto del señor Jeneral en Jefe del mismo Ejército, ante V. E. respetuosamente espone:

Que hace el tiempo de veinte años efectivos, a que tiene el honor de servir a la República, habiendo desempeñado durante el mencionado período las muchas importantes comisiones que el Supremo Gobierno se ha dignado confiarle. Las penosas tareas de que se ha visto rodeado desde 1830 hasta la fecha, para cumplir fiel i puntualmente en los varios destinos que en la citada época ha tenido a su cargo, le han ocasionado una crónica i grave enfermedad que le imposibilita para continuar por mas tiempo sirviendo activamente, cuyo aserto aparece comprobado con los informes de los facultativos que en debida forma acompaño. El esponente, Excmo. Señor, no se detendrá en hacer una minuciosa relacion