Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXVI (1839).djvu/396

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
384
CÁMARA DE SENADORES

fin, servirá para satisfacer actuales exijencias. No mas que en cuatro de nuestras poblaciones de primer órden se puede contar con que los auxilios de la medicina se administren por manos intelijentes, i aun donde existe un número regular de médicos, todavía el público no esiá satisfactoriamente servido. Para ocurrir a ésta i demás necesidades que, en el ramo de que trato, se dejan conocer con sobrada claridad, es indispensable la reforma de muchas de las disposiciones legales que le son relativas, recopiladas en 1751, la que el Ejecutivo se hubiera ocupado de preparar para ponerla en consideracion del Congreso, si preferentes atenciones se lo hubiesen petmitido; pero tiene presente que el tiempo que ocupe en tal trabajo, no será el ménos bien empleado.

Caminos. —Con dificultad se podrá imajinar un medio que mas conduzca al adelantamiento de los Estados que la facilidad de las comunicaciones; de ella penden, mui especialmente, los progresos de la industria, la difusion de las luces, el ensanche de las relaciones, el goce, en una palabra, de los bienes i comodidades que buscaron los hombres reuniéndose en sociedad; i a ella deben en gran manera su engrandecimiento la primera nación de América i una de las mas ricas i poderosas de la Europa. Es singular ventaja que todos los pueblos tengan en su seno esa fuente fecunda de prosperidad, que ni está escondida en las entrañas de la tierra, ni exije sacrificio alguno para gozar de los frutos que contiene. Verdaderamente, no hai ninguno que no pueda conseguir que sus habitantes i producciones se trasladen sin embarazos de un punto a otro sin mas que soportar un gravámen, que no merece el nombre de tal, porque en él todos ganan sin que nadie se perjudique. ¿No pagaría un caminante con el mayor gusto el impuesto que limitase la duración de su viaje, ahorrándole diversas incomodidades i varios gastos indispensables? 1 por lo que respecta al trasporte de mercaderías, ¿no es constante que, verificándose por buenos caminos, lo que se ahorrase en la conduccion serviría para pagar el respectivo derecho, quedando a favor de sus dueños un sobrante que minoraría el precio de aquéllas en provecho de los consumidores? Tan cierto es cuanto se acaba de insinuar, que el autor de la riqueza de las naciones llegó a decir que era imposible establecer una contribucion mas equitativa que la indicada. Reconociéndolo así, la Lejislatura de 1835 tuvo a bien autorizar al Presidente de la República, en 2 de Setiembre, para promover la construccion, tan necesaria en el pais, de caminos, puentes i canales, imponiendo en beneficio de los empresarios, moderados i proporcionados derechos de peaje, pontazgo i navegacion; pero me es forzoso agregar que hasta hoi ningún uso se ha podido hacer de esa autorizacion porque no se ha presentado una sola propuesta relativa al objeto con que se concedió, a pesar de las reiteradas invitaciones que se han hecho por el periódico oficial a los que pudieran encargarse de tales empresas. Se ha creido que la causa de esto consiste en la dificultad que cualquiera encontrará para proponer condiciones con el fin de abrir o mejorar un camino, v. g., sin saber las sumas que tendrá que invertir en ello, lo que no puede averiguar sin crecidos gastos que serían perdidos para él si no fuesen admitidas las propuestas que hiciese. Con la mira, entre otras bien interesantes, de allanar este inconveniente, nombró el Gobierno dos Directores de obras públicas, cuyos empleados deben ocuparse de ordinario en diseñar la forma que ha de darse a las que se desea ver emprendidas para poner espeditas las comunicaciones aun para toda clase de carros en todo nuestro terrritorio, formando los correspondientes presupuestos; i sus trabajos, que se verán por el público, es mui probable que contribuyan eficazmente a que se verifiquen las mejoras porque en este particular se anhela con tanta razon.

De conformidad con el proyecto insinuado, se hicieron ya practicar aquellas operaciones en el camino que conduce de la capital a San Felipe, i sus resultados están en poder del jefe de la provincia de Aconcagua para los efectos concernientes. Las mismas se irán ejecutando en otros con la preferencia que señalen las necesidades que tienen relacion con las circunstancias de nuestro comercio, atendiéndose, en primer lugar, a proporcionar al de Santiago con Valparaíso todas las facilidades posibles, lo que se conseguirá, cuando en vez de hacerse por donde en el dia se hace, se verifique por un camino sin cuestas, mas corto i mas abundante de recursos, que debe pasar a distancia de pocas leguas de Melipilla.

El Congreso conjeturará que lo que se ha trabajado durante los tres años últimos en utilidad de los caminos que tenemos, ha de haber sido mui poco, pues sabe que no se cuenta para esto con los fondos precisos. Está reducido a algunas reparaciones sin las que se hubieran quizá completamente inutilizado muchos de aquéllos, las cuales han sido frecuentísimas en las inmediaciones de la capital i entre ésta i el mencionado puerto, donde mas que en ninguna parte las ha hecho necesarias la actividad del tráfico.

La apertura, promovida tan de antemano, de un camino carril desde Valparaíso a Quillota, se halla a la fecha doi todo i satisfactoriamente realizada; mediante lo que, la numerosa poblacion del primer puerto de la República, será provista con facilidad de los abundantes frutos de una de las mas fértiles porciones del territorio chileno.

Nada hai que especificar con respecto al estado de nuestros caminos, que no sea una repeticion de lo que en el particular se ha dicho a la Lejislatura en años anteriores, porque, fuera de lo que espresa el párrafo precedente, se encuentran ahora tan imperfectos como ántes; en todas