Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXVI (1839).djvu/63

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
56
CÁMARA DE SENADORES

Como la Ordenanza española, según el común sentido, encierra máximas de una utilidad notoriamente conocida, no se ha hecho en la reformada alteracion sustancial de ella, ni ménos perdídose de vista su espíritu en las materias innovadas, habiéndose procedido con tanto escrúpulo i timidez, que pudiera tacharse de un respeto supersticioso. Uno de los trabajos mas interesantes que la comision encargada de la reforma del precitado Código ha emprendido i concluido satisfactoriamente, es la compilacion que escrupulosa i determinadamente ha hecho de las leyes, pragmáticas, órdenes i decretos que, en gran copia, se encontraban diseminados en los varios volúmenes de que constaba el cuerpo de la lejislacion militar. La reduccion de aquéllos a uno solo ofrece al militar la ocasion de poder instruirse en las diversas materias de que trata, i resolver por sí las dudas que le ocurran por medio de un atento i fácil estudio.

El Gobierno ha contratado ya la impresion, i mui en breve se circulará a las autoridades de la República para su debido cumplimiento en la parte que a cada uno tocare.

El Ejército goza justamente el concepto i reputacion a que se ha hecho acreedor, por cuantas virtudes pueden distinguirá los primeros sol dados del mundo. Ha soportado con ánimo esforzado las privaciones que son comunes a una campaña llena de penalidades. Ha luchado magnánimamente contra obstáculos casi insuperables i pugnado con impavidez con el rigor de un clima inclemente; i para complemento de sus inmarcesibles laureles, ha vencido decisivamente a un enemigo que hacía ostentacion de su presuntuosa grandeza.

Terminada felizmente la guerra, i asegurada la paz interior i esterior de un modo firme i estable, volverán a sus pacíficas tareas los que fueron obligados a abandonarlas para acudir a la voz imperiosa de la patria amenazada. Los batallones de milicias que espontáneamente quisieron tener parte en las glorias del Ejército Restaurador, se restituirán a sus hogares llevando el dulce placer de haber vencido a los enemigos de la ventura de Chile. Cada individuo apreciará como un honroso timbre el haber participado de una contienda que tanto enzalsa i ennoblece el brillo de sus armas.

El Ejército permanente debe reducirse a la fuerza precisa e indispensable para guarnecer las fronteras del Sur i demás puntos que, por su importancia, exijen ser custodiados por él. Al Cuerpo Lejislativo corresponde dictar la lei referente a este particular, i al Ministerio de mi cargo destinar con utilidad del servicio a los oficiales que, en virtud de la supresion de los cuerpos innecesarios, quedaren sin colocacion.

Llegó la época venturosa de proceder en el seno de la paz al arreglo económico de los dispendiosos gastos ocasionados por una guerra prolongada, i el Gobierno no omitirá medio alguno de aquéllos que conduzcan a tan debido como laudable fin.

El cuadro que acabo de delinear ofrece una perspectiva lisonjera al que atentamente contemple los sucesos que comprende; especialmente si se tiene en consideracion que todos ellos han sido efecto de las mas acertadas combinaciones. No me detendré en hacer mencion de otras vanas providencias que se han puesto en ejecucion para no aventurar la suerte de la República, puesto que la franqueza del proceder del Gobierno, en cuanto tiene relación con la causa pública, me releva de hacer esta Memoria mas difusa.

Réstame ahora hacer mencion de la fuerzi que constituía la Marina, cuando llegó a nuestras costas la agresion anárquica protejida por el Jeneral Santa Cruz, i de las providencias dictadas para asegurar el dominio de la mar i llevar la guerra al suelo enemigo. Con este prévio exámen podrá formarse juicio exacto de las causas que han influido en su progresivo aumento.

Dos buques menores componían todo el poder marítimo de que podía disponer el Gobierno en el mes de Agosto de 1836; mas, la adquisicion de la fragata Monteagudo, debida al patriotismo i lealtad chilena, el secuestro de los buques del Protectorado anclados en el Callao, el apresamiento del bergantín Orbegoso, al mismo tiempo que se restituían al órden legal los lugares que los anarquistas lograron sorprender en la provincia de Chiloé, la espontánea incorporacion de la corbeta Libertad i la compra de dos buques para ser armados en guerra, dieron a la República una prepotencia incontrastable. Provista i equipada la Escuadra se le destinó a recorrer i hostilizar las costas enemigas i bloquear sus principales puertos. Al tiempo que desempeñaba esta importante mision, se conseguía que la juventud que la tripulaba adquiriese con el nuevo aprendizaje aquel grado de pericia i destreza que solo es debido a la práctica de una larga campaña. Su primer ensayo produjo la ventajosa idea que en todos tiempos se había concebido de nuestros marinos; quienes, despues de haber perseguido activamente al enemigo en todas direcciones, regresaron al puerto de su procedencia, con la lisonjera satisfaccion de haber hecho respetar el pabellon nacional en todos los puntos litorales de la Confederacion.

En las dos expediciones destinadas a convoyar el Ejército que debía obrar en tierra, auxilió eficazmente la Escuadra a sus movimientos i operaciones, rivalizando en valor siempre que se le presentó ocasion de acreditarlo. La toma de la corbeta Confederacion en alta mar i la de la Socabaya bajo las baterías de las fortalezas enemigas, son trofeos que honrarán en todo tiempo a la Marina nacional. El no bastantemente celebrado combate naval, en que quedaron aniquilados por última vez los restos del poder marítimo que ufano ostentaba el Protector en la víspera