Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIII (1843).djvu/564

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
560
CÁMARA DE SENADORES

i en tercer lugar, ocasiona un mal ejemplo mui pernicioso, pues que destruye el útil principio deque los ciudadanos están obligados a prestar servicios gratuitos.

Cuatro empleados aparecen dotados en el proyecto: los intendentes, los gobernadores, los secretarios i los oficiales de las intendencias. Los primeros tienen en la actualidad una renta suficiente, i no hai razon para aumentar la dotacion de 2,400 pesos que gozan los de Maule, Aconcagua i Colchagua, porque estos son pueblos mui baratos i la subsistencia cuesta bien poco. En cuanto al de Santiago, hace mui corto tiempo que considerándose escasa la renta de que gozaba, se le aumentaron 600 pesos, i no sé si los trabajos hayan aumentado tan considerablemente que sea necesario asignarle una dotacion mayor. Por lo que respecta a los gobernadores, el sueldo que se les concede por este proyecto es mui miserable para que ningun hombre de aptitudes se dedique a desempeñar este destino; i de aquí resultará por consecuencia precisa que será el patrimonio de aquellos que andan a caza de empleos, i las cosas andarán peor que ahora. Los secretarios de intendencias tienen mui poco que hacer, les queda mucho tiempo libre para dedicarse a otras cosas i están suficientemente dotados con 800 pesos anuales. Finalmente, los oficiales de las secretarías de intendencias sólo son necesarios en algunas i en el sueldo del secretario se comprende tambien el que tengan que pagar el amanuense. He dicho poco ha que este proyecto causa un mal ejemplo mui pernicioso, i esta es una verdad, porque no hai mas razon para conceder sueldo a los gobernadores que a los alcaldes ordinarios, a los subdelegados a los inspectores, pues que en estos empleos hai talvez mas que trabajar que en una gobernacion. I ¿adónde vamos a parar? ¿ I Erario de la Nacion mas opulenta bastará para sufragar tantos gastos? En ninguno de estos empleos se mejorará el servicio público con la dotacion que se propone, i por tanto, soi de opinion que debe rechazarse el proyecto en jeneral, i si alguno de dichos empleos necesita nueva renta, que se proponga por una lei particular.

El señor Benavente dijo: éjos de creer que el proyecto en discusion es el mas digno de rechazarse, creo, por el contrario, por la discusion que ha sufrido en la otra Camara i que se ha publicado por la prensa, merece la aprobaicion del Senado. El que sirve al público vive del público, dicen los norte-americanos, i este es un principio mui justo, porque si un hombre abandona sus negocios por dedicarse al servicio de la Nacion, nada hai mas natural que esta misma Nacion le recompense.

Seria un mal verdadero si el Estado no se hallase en circunstancias de recompensar a sus servidores; pero cuando se puede hacerlo, cuando el Erario está desahogado, es una injusticia no cumplir con este deber. Con mui pocas escepciones puedo decir que no hai intendentes que sepan cumplir con su obligacion, i algunos sirven estos destinos por interes personal, porque es necesario convencerse que vivimos en un siglo mui positivo. El Gobierno se ve precisado a echar mino de hombres mui poco a propósito o de militares para que desempeñen estos destinos a causa de la escasez de sus dotaciones. El que manda un pueblo debe dedicar a él todo su tiempo, abandonar todos sus negocios i es necesario pagar este sacrificio. Si un juez de letras goza 3 000 pesos ¿por qué razon un Intendente ha de tener una renta inferior? Por lo que hace a los secretarios de intendencias, éstos tienen a su cargo obligaciones mui importantes; i con la escasa suma que ahora perciben, sólo puede ocuparse hombres mui mediocres. Si tienen alguna fuerza las razones aducidas en contra del proyecto, lo mismo puede decirse de todos los demas empleados de la República, i por estas razones opino por su aprobacion en jeneral.

El señor Egaña tomó la palabra. Voi a hacer, dijo, unas lijeras observaciones sobre lo que se acaba de esponer. Es un principio incuestionable que no todos los servicios que se hacen al Estado pueden compensarse: sólo aquellos que son permanentes i que éxijen pira su desempeño el sacrificio de toda la vida, tienen derecho a exijir recompensa. En todas partes los empleados del órden gubernativo son indotados. No tenemos un solo juez de letras que goce mas sueldo que un Intendente. El proyecto en discusion trae machos males positivos, i es triste comprar males a trueque del dinero del erario.

El señor BenaventeBenavente rectificó algunos hechos de los que sentó en su primer discurso.

Se iba a proceder a votacion i

El señor Renjifo tomó la palabra i dijo: Antes de votar, espondré a la Sala las razones que me asisten para opinar por la aprobicion del proyecto. Cuando se presentó en Consejo de Ministros se dijo en su apoyo que el Gobierno se encuentra a cada paso engrandes apuros para nombrar estos empleados porque no tienen renta alguna, i los que se nombraban no tienen las aptitudes necesarias para emprender las muchas mejoras que demandan los pueblos. Los gobernadores, a pesar de no ser rentados, tienen que hacer muchos gastos de su bolsillo i los reclaman con mucha justicia. Sucede frecuentemente que la division de los pueblos pequeños impisibilita a todos sus vecinos para ser gobernadores (a pesar de no ser rentados) i esto se ha visto prácticamente. En estas circunstancias el Gobierno echa mano de militares, que casi siempre se resisten a servir. Se ha padecido una equivocacion cuando se ha creido que estos empleos dejan de ser concejiles por el hecho de darles sueldo; por la lei del réjimen interior son siempre obligatorios. La dotacion que se fija en el proyecto no es tan escasa i bien pueden en