Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXII (1843).djvu/529

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
529
SESION EN 18 DE OCTUBRE DE 1843

Devuelvo los antecedentes.

Dios guarde a V.E. —Santiago, Octubre 18 de 1843. —José Miguel Irarrázaval. Francisco Bello, Pro-Secretario. —A S.E. el Presidente de la Cámara de Diputados.


Octubre 18 de 1843. —A la Comision de Hacienda. Renjifo.


Núm. 351

La comision militar ha examinado el proyecto de lei pasado por el Presidente de la República para el arreglo de los sueldos del Ejército i es de opinion que la Sala debe aprobarlo en todas sus partes.

Sala de la Comision, Santiago, Octubre 18 de 1843. Francisco de la Lastra. —Eujenio Necochea. —Cipriano Palma. —Pedro Nolasco Vidal.


Núm. 352

El Congreso Nacional ha aprobado el siguiente

PROYECTO DE LEI:

"Artículo único. Se aprueba la cuenta de inversion de los fondos destinados para los gastos de la administracion pública en el año pasado de 1842, ascendente a la cantidad de dos millones cuatrocientos diez mil quinientos cuarenta i ocho pesos cuatro i siete octavos reales".

Dios guarde a V.E. —Santiago, Octubre 20 de 1843. —Francisco Antonio Pinto. Ramon Renjifo, Diputado-Secretario. —A S.E. el Presidente de la República.


Núm. 353

"Artículo único. El Congreso Nacional, en virtud de la atribucion que le concede la parte 3.ª del artículo 37 de la Constitucion, decreta que las contribuciones establecidas legalmente subsistirán por el término de dieciocho meses, contados desde la promulgacion de esta lei".

Dios guarde a V.E. —Santiago, Octubre 20 de 1843. —Francisco Antonio Pinto. Ramon Renjifo, Diputado-Secretario. —A S.E. el Presidente de la República.


Núm. 354 [1]

Las conclusiones que durante los últimos debates se han derivado del presupuesto en la Cámara de Diputados nos ha hecho fijar con mas detencion sobre esta importante forma del sistema representativo, i hemos encontrado que entre nosotros se halla algo manca e incompleta. Para que el presupuesto produzca sus benéficos efectos es preciso que no sea una mera autorizacion; i es menester que vaya acompañado de una toma de razon. Se ha dicho en estos dias que el presupuesto supone mayores fondos en el arca nacional que los que realmente habia; i aunque este hecho es cierto, i aunque arguye un vicio, un absurdo en el mismo presupuesto, considerado en el carácter que debe tener, no arguye, sin embargo, un desarreglo en el manejo de los caudales públicos, ni induce a tener un déficit. Este hecho, lo repetimos, no muestra sino que la forma del presupuesto, i su trascendencia entre nosotros, no es la que debiera ser: muestra que nuestro presupuesto autoriza, mas no reprime que legaliza los desembolsos, mas no los arregla.

El presupuesto no es una forma vana, ni su objeto, se reduce a impedir solamente ciertos gastos, dejando por otro lado una puerta franca a la mala versacion. El presupuesto es una pauta a la que debe estar estrictamente ajustada la marcha de la administracion. No puede ésta gastar mas ni ménos de lo que en él se le señala, i ademas, fíjese en esto la atencion, no puede emplear los fondos nacionales en otros objetos, aunque sean lícitos, que en aquéllos espresamente demarcados por las Cámaras. Esta última exijencia puede sufrir algunas modificaciones en la práctica, por requerirlo así algunas veces el curso de los negocios, mas conviene i es menester que estas modificaciones se justifiquen, i que se dé cuenta de ellas a los delegados de la nacion cuando sea oportuno hacerlo.

No sucede así entre nosotros. Por el presupuesto se autoriza al Ejecutivo, pero nunca mas se averigua el uso que él hace de esta autorizacion; de lo que resulta que el Gobierno puede dejar fondos considerables para invertirlos en objetos desconocidos de las Cámaras: i he aquí una puerta a la mala versacion. Este órden de cosas pensamos que debe ser reformado cuanto ántes, estableciéndose, que así como las sesiones de las cámaras concluyen con la formacion o exámen del presupuesto de gastos para el año venidero, así deben comenzar sus debates tomando cuenta al Ejecutivo del uso que ha hecho de las autorizaciones concedidas por el presupuesto del año anterior. Esta cuenta no debe ser mui difícil de dar para un gabinete honrado

  1. Este artículo ha sido tomado de El Mercurio de Valparaiso del 20 de Octubre de 1843, núm. 4,592. —(Nota del Recopilador.)