Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/208

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
208
CÁMARA DE DIPUTADOS

era preciso tener a fin de juzgar con acierto, i presentase un vasto proyecto de colonizacion.

Por desgracia esa comision aun no ha podido corresponder a los deseos del Gobierno, pues todavía no ha presentado un informe. En estas circunstancias, calamidades estrañas, acontecimientos talvez casuales, han dado lugar a que aparezca en nuestros puertos un gran número de estranjeros industriosos, habituados al trabajo i que reúnen todas las circunstancias que podríamos desear para cultivar nuestros campos desiertos.

El Gobierno habia pensado echar sobre sí la responsabilidad que podria resultar de propender al establecimiento permanente de esos estranjeros en Chile, haciendo ciertas concesiones i entre ellas las de algunos terrenos. Pero ántes de todo era necesario en primer lugar esplorar cuáles serian las concesiones que pudieran lisonjear a tales individuos i pensar por otra parte en lo que convendría darles a fin de que no se gravasen demasiado las rentas públicas, i quedasen ellos enteramente compensados. Se tomaban los datos precisos para llevar a cabo esta idea, cuando tuvo lugar la reunion del Congreso del presente año; i ya el Gobierno creyó que no debia proceder echando sobre sí la responsabilidad que podria resultarle. Se trata, pues señor, de aprovechar un bien que se nos ha venido por decirlo así, a las manos, de empezar a promover el establecimiento de colonia en Chile a costa de mucho ménos sacrificios que los que tendríamos que hacer si los colonos se hubiesen de traer de largas distancias. De esto se trata en el proyecto que estamos considerando i no es otro el objeto del artícnlo 1.° que está en discusion.

El Gobierno habria presentado un proyecto completamente organizado a este respecto, un proyecto en que todo se habria hecho con la espresa cooperacion de la lejislatura; pero creyó mas oportuno consultar la urjencia con que se necesita proceder en este asunto, ántes de que perdiendo los estranjeros a que me he referido, la esperanza de tener un acomodo ventajoso en Chile, i se resuelvan a salir del pais.

Se creyó pues, que con el proyecto presentado en la forma que aparece, se consultaba mejor el acierto en las circunstancias actuales; i por otra parte, como no se trata sólo de lo que desde luego puede hacerse, sino de lo que se hará en lo sucesivo, según las circunstancias, no pareció fácil presentar un proyecto estensivo a todos los casos que pudiesen tener lugar, lo mismo hoi, que dentro de algunos años. Sin embargo, el plan del Gobierno está desarrollado en el preámbulo del proyecto de que nos ocupamos. Allí se indica cuál es el juicio que puede formarse del gravámen que va a inferirse a las rentas públicas; se indica en qué consiste esas concesiones, cuál es su importancia. En suma, me parece que en ese preámbulo está completamente desenvuelto el plan del Gobierno; plan que podrá llevar a cabo, concediéndosele la autorizacion que pide. Quizás los señores que han informado sobre el proyecto de que la Cámara se ocupa, han concebido una idea mas vasta aun que la del Gobierno, sobre el establecimiento de colonias en Chile, quizás se han propuesto hacer lo que tambien piensa el Gobierno, aunque no desde luego, pues no se cree con los datos suficientes para proceder a presentar a las Cámaras un proyecto completo de colonizacion. Esa idea mas vasta que han concebido los señores de la comision, puede ser que haya dado mérito a las varias indicaciones que se hacen en su informe, de las cuales yo acojo sustancialmente dos que son también las principales. Me parece mui justo que se haga una distincion entre los terrenos que pueden cederse entre Copiapó i el Bio-Bio i aquellos que están al sur del Bio Bio o al norte de Copiapó.

Las razones en que esta distinción se apoya, las han espuesto claramente los miembros de la comision i es fácil convencerse que conviene adoptarla. Otra de las indicaciones que me parece conveniente acojer, es la que tiene por objeto conceder ciertos piivilejios a los que hayan de formar algunas colonias al sur de Bio Bio o al norte de Copiapó. Es indudable, señor, que los terrenos que podrían concederse en aquellos lugares, al paso que carecen casi completamente de valor en la actualidad; tienen inconvenientes de mucha importancia, para que haya individuos que se resuelvan a establecerse en ellos. En una parte son desiertos, secos, áridos i en los cuales mui poco podrían prometerse los hombres mas industriosos en órden de su cultivo; en otra amenaza constantemente un peligro de invasion, al que talvez no querrían esponerse. La colonizacion de los terrenos del sur del Bio-Bio supone previamente la prevencion de medios de defensa para esas colonias; i hé aquí uno de los puntos de gran importancia que es necesario tener presente i que no se ha tenido por los que han formado esos vastos proyectos de colonizacion.

Es necesario cencebir ideas realizables, so pena de que cuanto se haga quede escrito en el papel, sin producir efecto alguno real. No obstante este inconveniente, que a mi juicio, es de mucho peso, yo no me opondré a que se adopte la idea de la comision; es decir, a que se dicte desde luego una medida que proteja las colonias que se establezcan en los estremos de la República; porque de tal medida no resultaria inconveniente alguno i porque podría suceder que esas mismas ventajas estimulasen un gran número de estranjeros a venir a Chile con la mira de establece se en aquellos puntos. Considero mui dudoso que los colonos quisiesen ocupar los lunares de que hablamos; pero como pienso que nada se perdería con hacer desde luego las concesiones que desea la comision, yo opino por