Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/242

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
242
CÁMARA DE DIPUTADOS

lar los llanos del departamento de San Cárlos, con el fin de poder formar un canal de riego para aquellos terrenos.

De lo dicho resulta que los gastos que el Gobierno tendrá que hacer en el camino de Valparaiso, no son de tanta importancia como ha creido el jefe de injenieros, i llegado el caso de que la tuviese, el Gobierno pedirá fondos para la conclusion de aquella obra que creo no importará ménos de doscientos o trescientos mil pesos.

Otra de las particularidades en que creo se ha sufrido una equivocacion por parte del jefe del cuerpo de injenieros, en los datos que ha suministrado al señor Diputado preopinante, es en el de la canalizacion de los rios Lontué i Ñuble sobre el Maule; porque esta es una obra que no se ba confiado a ese cuerpo, sobre la que nada se le ha hablado, la cual se ha encomendado a una comision particular, por cuerda separada, digámoslo así, i que hace mui poco tiempo que han llegado los datos que el Gobierno juzgó necesario reunir, como ser planos, presupuestos, etc.

Aunque el costo de esta obra se ha calculado en 170,000 i tantos pesos, no han entrado en el cálculo muchas indemnizaciones que será necesario hacer, por lo cual, como tengo esperiencia de lo inexacto que son de ordinario semejantes cálculos, creo que esa sola obra no importaría ménos de 300,000 pesos; cuando el Gobierno se encuentre con los datos necesarios ocurrirá a la lejislatura; así para que aprecie esos mismos datos, en los que pueden haber muchas equivocaciones, como para que decrete los fondos precisos para la obra i ver si las erogaciones que se van a hacer están compensadas con las ventajas que de la realizacion de la obra reportará la República.

Es verdad, señor, que hai pendientes en la oficina de que se ha hablado, los otros trabajos que aparecen en el apunte que se ha suministrado al señor Diputado que me precedió en la palabra i aun hai algunos otros; mas aunque todos esos trabajos sean importantes, aunque fuera de desear que se concluyesen con la brevedad posible, partiendo del principio de que deben traerse hombres que se hagan cargo de ellos i que esos hombres no los tenemos, ni los podremos tener tan pronto, creo que no podrán llevarse a cabo sino dentro de algún tiempo.

Por consiguiente, no se logrará nuestro intento aumentado los fondos; porque si este es un elemento, no es el único, i no contamos con los otros que deben cooperar.

Se agrega a esto que esos pocos individuos que forman hoi el cuerpo de injenieros civiles, tienen que ocuparse por la misma lei de su creacion, en todas las demás obras de la República. Estas i otras ciicunstancias contribuyen a hacer que ese cueipo no llene completamente el fin para que se ha creado.

Si opino porque la Cámara acoja la primera de las indicaciones que se acaban de hacer, es porque creo que puede suceder que hayan bastantes objetos útiles en el año venidero en que emplear los 200,000 pesos que se ha indicado votar para el ramo de caminos, i porque si esto no fuese así, los fondos no se gastarían i la Cámara, por consiguiente, nada habria perdido con decretarlo. No sucede otro tanto respecto de la otra indicacion: esta la acojo de todo co razón, la considero como el único arbitrio que se puede adoptar para que avancemos, si no a proporcion, algo mas siquiera en la mejora de nuestro sistema actual de caminos.

Me parece que en mucho tiempo tendremos necesidad, tanto en este ramo, como en muchos otros, de valemos de los conocimientos estraños para lo cual es preciso traerlos hombres que los poseen de esas mismas naciones en que ya se han hecho progresos a este respecto. La segunda indicacion, sobre que estoi espresando mi juicio, me parece, pues, en toda la estension de la palabra, benéfica e importante. No quisiera que se redactase precisamente en la forma que la ha presentado el señor Diputado que la ha hecho, porque dice que debe destinarse la suma de docientos mil pesos para sueldos de injenieros civiles, compra de instrumentos, herramientas etc., i luego se agrega: i para trasladar injenieros estranjeros. Si se usase de esta palabra o de otra igual, querría decir que solamente se trataba de pagarles el pasaje no de sus dotaciones; i yo creo que debemos tratar, no solo de traerlos a Chile sino de darles un sueldo competente al trabajo que han de tener en nuestro pais.

Me parece, señor, que basta lo espuesto para manifestar mi juicio sobre las indicaciones que se han hecho i el del Gobierno por lo que respecta en jeneral al ramo de caminos.

El señor García Reyes. —Puesto que no hai oposicion alguna a la admision de estas indicaciones, es escusado prolongar mas el debate sobre este asunto, si la Cámara está en estado de votar. He tomado la palabra para rectificar un cargo que ha hecho el señor Ministro del Interior locante a los datos que me ba suministrado el jefe del cuerpo de injenieros. No me ha dicho que esté en su oficina el plan de canalizacion de los rios de que se ha hablado ni tampoco me parece que yo lo he sentado así, sino que dicha obra que se habia encomendado tiempo ha a una Comision especial, la cual ha concluido su trabajo. A lo que dice el señor Ministro tocante a la redaccion de la partida, diré que he creido que en el año 45 lo mas que se podria hacer seria trasladar estos injenieros; pero puede también agregarse que esta cantidad sirva también para dotar i trasladar al pais los individuos que quisiera hacer venir el Gobierno. Por lo demás, omito hablar sobre las observaciones que se han hecho porque creo que la Cámara está bastante instruida.