Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/364

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
364
CÁMARA DE DIPUTADOS

pastas o en lingotes una suma igual a sus billetes en circulacion. Es preciso que ponga en juego i a lucro un capital importante, que juiciosamente administrado aumente en cuatro i aun en cinco veces mas el que encierren sus cofres; este capital es su crédito. Su ganancia entónces i la de la comunidad que le es relativa deducidos los gastos, será el exceso de beneficio derivado de los billetes puestos en circulacion, sobre el que habria realizado por el simple empleo de los fondos en caja que forman su capital metálico. Nunca deberá establecerse un Banco, si no obtiene otros beneficios que los que saque del empleo de su propio capital; su verdadera ganancia, principia desde que entra a emplear los capitales de otros.

El empleo del papel moneda es un medio que ha halado la sociedad para ahorrar gastos i facilitar los pagos, pues es mui obvio que miéntras los billetes o notas que lo constituyen sean puntualmente pagadas, i no graviten con exceso sobre el mercado, su circulacion ademas de ser lucrativa al que las emite es de gran provecho i comodidad para todos. Por su medio se facilitan las transacciones i el envío de grandes sumas de un lugar a otro, i no tiene los inconvenientes, ni los riesgos, ni los gastos que el metálico. I al paso que la conveniencia de los particulares es así consultada, el uso del papel es del mayor beneficio para el público. Su empleo i los diversos medios a que él ha dado lugar para economizar la moneda metálica, provee a un pueblo mercantil e industrioso de los medios de hacer sus negocios i favorecer su desarrollo con una décima parte de la plata i del oro que, sin el ausilio de este ajente le seria indispensable. El sustituye al material mas caro para verificar los cambios, el mas barato que pueda imajinarse; i sirvierdo a este fin mejor que la plata i el oro, esta sustitucion pone a la sociedad en aptitud de emplear como capital en empresas lucrativas que aumenten la riqueza de una nacion, sumas que de otro modo habrian tenido que emplearse en la adquisicion de un medio circulante costosísimo que en sí es un capital muerto para el pais. Entre los muchos medios que el progreso del mundo introduce para promover la riqueza i bienestar, no podria señalarse fácilmente uno solo mejor calculado a lograr este fin, que la introduccion i circulacion bien organizada del papel moneda. Pero esta como tantas invenciones útiles, como tantas grandes verdades, como la relijion, como el nombre mismo de Dios, es susceptible de abuso; i emitida sobre falsos principios, puede ocasionar grandes males.

Por papel moneda entendemos en jeneral notas, vales o billetes emitidos por individuos i asociaciones, por sumas determinadas, pagaderos al portador cuando se presenten.

Aunque hai varios puntos de contacto entre el papel moneda i las letras de cambio, se diferencian entre sí en que el billete que constituye la primera, es pagadero cuando se presente, no es endosado por el tenedor al darlo en pago, el que los recibe no tiene derecho a reclamo en caso de quiebra o no pago, ni del que se lo dió, ni del que lo emitió i esta misma condicion del papel moneda le da una gran ventaja favoreciendo la activa circulacion de capitales i dándoles movimientos, aun cuando llegase a dudarse de la solvencia del emitente.

Las letras, por el contrario, son casi siempre pagaderas a algun periodo; los que las tienen siempre que no necesiten del dinero prefieren retirarlas hasta su vencimiento para aprovechar del interes que las acrece i notablemente se diferencian en el endoso que reciben éstas al pasar de unas manos a otras. "Una letra circula, dice Mr. Thomton, en consecuencia principalmente del crédito de que gozan las personas que la endosan, miéntras que la circulacion de una nota de Banco (billete) es debida al crédito del que la emite".

Para obviar los mismos inconvenientes que resultarían de la circulacion de monedas de distinta lei i peso que el determinado en un pais, se observa jeneralmente en aquellos en que corre papel moneda prohibir la emision de billetes de menor valor que el que los estatutos señalan como el mínimum.

En Inglaterra no se emiten notas de ménos valor que el de £ 5. En Irlanda i Escocia su valor mínimum es de £ 1.

En Europa i Estados Unidos la facultad de emitir billetes dejada a la direccion de una multitud de Bancos particulares, pues que en Inglaterra misma el privilejio del Banco que podemos llamar Nacional, no se estiende a mayor esfera que la de 60 millas de San Pablo, ha dado lugar a un trastorno jeneral i en ciertos casos a una completa desmoralizacion i descrédito en el papel moneda. Pero supóngase limitado ese derecho de echar billetes a la circulacion a una sola autoridad debidamente reglamentada que manifieste púdicamente el estado de sus negocios, que cuente con el apoyo real o moral de un tesoro nacional rico i bien administrado, i entónces desaparecerá hasta el temor de que la avaricia i la ocasion puedan conducir el Banco a abusar de la confianza pública.

En Chile, su Banco único en todo el pais, establecido i apoyado segun hemos opinado conservando él sólo la facultad de emitir billetes a la circulacion, la cantidad de estos puede ser limitada a un grado tal, que el papel moneda a la par con el oro supla con mayores ventajas a éste i no se deje afectar en lo mas mínimo de la falta de valor intrínseco, que revestido de crédito forma unas de las mas grandes ventajas del papel moneda.

Al hablar de conservar el papel a la par de su valor nominal, no se crea que miramos con horror o con pánico los desniveles o altas i bajas