Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/472

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
472
CÁMARA DE DIPUTADOS

Núm. 213

Vengo a cumplir con el deber que la Constitucion me impone de dar cuenta al Congreso del estado de la administracion pública en los ramos anexos al Ministerio de Guerra i Marina que está a mi cargo.

Ejército

Me es grato esponer, desde luego, que el Ejército de la República continúa dando testimonios inequívocos de la moralidad i subordinacion que le han merecido otras veces honrosa recomendacion del Gobierno a la Lejislatura. En la Memoria que tuve ocasion de presentar al Congreso en Agosto del año anterior, hice notar que, de algin tiempo a esta parte, habia prendido en los cuerpos del Ejército un saludable espíritu que los impulsaba gradualmente a varias importantes mejoras. Sea que el personal de los jefes i oficiales ha cambiado casi completamente en los últimos años, i con ellos los hábitos dominantes en anteriores épocas, sea que la marcha progresiva del pais haya tomado en su vuelo a la clase militar, ello es que la instruccion se difunde en los oficiales, hai mas exactitud i contraccion al servicio, las costumbres se depuran i la conciencia de las altas funciones que incumben a la profesion se las mira con satisfaccion.

Este favorable movimiento ha procurado fomentarlo, ya empleando en comisiones honoríficas i dando testimonios de estimacion a los que se distinguen por su buen espíritu, ya espeliendo del servicio a los que incurren en delitos vergonzosos, calificados por los tribunales de justicia. Con este fin ha dispuesto se le pase copia de toda sentencia en que un oficial fuere condenado a la pena de muerte, destitucion o reclusion por mas de seis meses, o a otra cualquiera de igual o mayor gravedad; i ha sido inexorable en llevar a debido efecto aquellas condenaciones en la parte que tiende a purificar de delincuentes la carrera militar.

Como uno de los mas notables efectos de este saludable espíritu debemos contar la pureza que se observa en la administracion de los intereses de los cuerpos. El Gobierno recibe constantemente noticias satisfactorias de las revistas de inspeccion que pasa con frecuencia el Inspector Jeneral, i creo que merced a ellas i a las providencias económicas que se han tomado por el Ministerio i de que di cuenta en mi anterior Memoria, han desaparecido en su mayor parte los abusos que han solido manchar el lustre de la profesion.

Los cuerpos de infantería i caballería han mejorado su instruccion militar i el mecanismo de su réjimen interior.

El Gobierno está satisfecho del estado de brillante disciplina en que algunos de ellos se encuentran.

La artillería ha logrado completar casi del todo su dotacion de oficiales con jóvenes instruidos en los principios científicos que pide aquella arma. Hasta ahora las necesidades urjentes de la guerra habian obligado a echar mano indistintamente de cualquiera que se presentaba a prestar sus servicios en aquel cuerpo, i la falta absoluta de escuelas a propósito para formar oficiales idóneos, habia hecho continuar aquel defectuoso sistema. Al celo del comandante jeneral del arma se debe la ventajosa mudanza que ha ocurrido. Reintegrando las plazas vacantes con jóvenes de aptitudes reconocidas, ba establecido bajo su inmediata direccion en Santiago i bajo la de jefes científicos en otros puntos, academias en que se cursan los ramos que la ordenanza requiere en los oficiales de artillería. Me prometo buenos resultados de esta institucion.

La Academia Militar, destinada a surtir el Ejército de oficiales capaces de llevar a la perfeccion su arreglo, es un objeto de constante i ávida solicitud para el Gobierno. No separa de ella jamas su ojo atento i velador, i tiene la complacencia de ver realizados ya sus mas exajerados deseos. Continúa sin relajarse el réjimen estricto que se estableció desde su fundacion: ántes bien, cada dia adquiete mayor estabilidad i firmeza. La subordinacion, el aseo, la exactitud en el cumplimiento de las distribuciones de la casa, que se dejan conocer a primera vista, son claros indicios del pié en que está la educacion moral; i por lo que respecta a la instruccion teórica, están en actual ejercicio clases suficientes para suministrar a los cadetes no sólo las nociones peculiares a su profesion, sino los conocimientos que convienen a un hombre ilustrado. Los ejercicios jimnásticos que deben introducirse en breve acabarán de poner en planta el sistema adoptado para aquel importante establecimiento.

Algunas dificultades han demorado la planteacion de la escuela de cabos, pero me lisonjeo de que a principios del año entrante quedarán vencidas.

Mas, por satisfactorio que sea el estado del ejército permanente, faltan aun muchas leyes que espedir para lograr su completa organizacion. El Gobierno se ha apresurado a iniciar los trabajos proponiendo al Congreso un proyecto para fijar el número de plazas de oficiales que debe haber en nuestro ejército, proyecto cuya necesidad se hace sentir con imperio i que es de gran conseuencia para el arreglo de las operaciones futuras del Gobierno en este ramo. Hasta ahora el Poder Ejecutivo, ha estado en el uso de conceder grados militares sin tasa, i esta facultad sobre ser perniciosa a los intereses económicos del Erario, es tambien un principio de relajacion en la disciplina militar, pues la posibilidad de obte