Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/489

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
489
SESION EN 2 DE OCTUBRE DE 1844

comendarla; a mas ella se recomienda por sí misma, pues sus grandes objetos son bien manifiestos. Solo diré que la clase i fuerza de que he tenido en vista, son las condiciones mas adecuadas al servicio a que debe destinarse, segun los prolijos informes que he tomado sobre este punto.

No se me ocultan las dificultades que pueden oponerse a la adopcion de semejante proyecto, pero las creo mas que reales que rentas. La principal que se objete será, sin duda, que el mantenimiento de los cinco buques mencionados exije mas fondos que los que puede destinar el Tesoro a este objeto, sin desatender otros ramos mui importantes de la administracion. A fin de que pueda US. valorizar mejor la fuerza de esta objecion, le acompaño varios cuadros que he mandado formar prolijamente a la Comisaría con presencia de sus libros. Los dos primeros contienen la cuenta del caudal gastado esclusivamente en el servicio de la Escuadra durante los últimos 8 años, i asciende a 1.157,256 pesos 2 reales; cantidad que, dividida en los 8 años, toca a cada uno de 144,657 pesos.

He tomado este período en que ha habido 3 años de guerra i 5 de paz, averiguado el gasto hecho durante ellos en sueldos, víveres i pertrechos de la Escuadra solamente, a fin de deducir para el presente, una leccion de lo pasado. Esta cuenta manifiesta las prodigalidades que tiene que pasar un pais esclusivamente marítimo como Chile, cuando le sorprende una guerra esterior, sin poseer ningun elemento de fuerza naval. I es de notarse que estos desembolsos son tanto mas sensibles cuanto que no dejan tras sí el fruto que debia esperarse a causa de ser hechos bajo el apremio de exijencias momentáneas, i sin mas miras que la de llenarlas. Satisfechas fueron éstas, en efecto, en la guerra con Santa Cruz, pues la República conservó su dignidad i sus derechos; pero algo mas habia razon para esperar. Debió quedar algun cuadro de oficiales instruidos, algunos marineros formados, un arsenal mejor previsto, i sobre todo algunos elementos morales de marina, i no ha sucedido así.

Presenta tambien esa cuenta los fondos que el Congreso ha votado para la Escuadra durante los últimos ocho años, i resulta que ha autorizado un desembolso medio anual de 144,675 pesos; cantidad que seria justo esperar que destinasen las Cámaras de hoi en adelante, al mismo objeto; ahora que el Tesoro nacional se halla en mejor estado, i ahora que se trata, no de llenar una necesidad transitoria, sino de fundar para siempre la fuerza real, i el órden i la disciplina en el Departamento de Marina; de hacer mas improbables las guerras, o ménos dispendiosas cuando sean inevitables, i de servir eficazmente al comercio i a las comunicaciones marítimas.

Mas, no es tanto el sacrificio que necesita hacer el Erario para sostener, constantemente armados, un vapor i cuatro bergantines. Segun los cuadros 3.º i 4.º, estos buques consumirían anualmente cuando mas 113,028 pesos, cantidad mucho menor que la gastada comunmente en el período mencionado, i que sólo excede en 14 mil pesos a la botada en el año de 1843 para el mantenimiento de la Chile i de dos buques menores. No es, pues, el gasto anual que harian los cinco buques propuestos, superior a los recursos del pais, ni aun puede considerarse como una innovacion en las salidas ordinarias del Tesoro.

El sacrificio mayor o el único, diré, que exije del Erario el proyecto de que trato, es la adquisicion de los cinco buques. Costarían ellos en Inglaterra, viniendo bien provistos de artículos de reemplazo, 310,000 pesos segun el presupuesto del cuandro número 5.º, i como, a mi juicio, este desembolso convendría hacerlo de una vez, seria por esto algo gravoso.

Podria creerse que existiendo la Chile, la Yanequeo i el Magallánes, sólo deberían comprarse por ahora el vapor i dos bergantines, por ejemplo, ahorrando de este modo 80,000 pesos; mas yo pienso que esto seria hacer las cosas a medias, i que resultaría de ello varios inconvenientes.

En tal caso vendria a costar mucho mas el sosten de la escuadra, constantemente armada; pues la Chile sólo consume, casi tanto como los cuatro bergantines propuestos, a pesar que no pueden prestar iguales servicios.

I así por este motivo se habia de conservar desarmado, este buque, entónces nada supondría su existencia para el fomento de la marina.

¿No seria conveniente negociar la venta de los buques, que existen como inadecuados, para el servicio de que el pais necesita, i contar con su producto para la adquisicion de otros mas útiles i ménos gravosos a la nacion?

Por considerable que fuese el quebranto con que Chile vendiese la Chile daria mas de la mitad del importe de los cinco buques propuestos.

I si nó se consiguiese venderla, mas convendría entónces conservarla en estado de desarme, formando ella sola, una reserva respetable de la escuadra, que hacerla servir activamente e imponer al tesoro un gravámen que no es compensado con sus servicios; pues, en efecto, los que presta la Chile no corresponden a sus gastos, exíjiendo ademas una tripulacion numerosa, i siendo su armamento superior talvez a los medios con que cuenta el Departamento.

Basta decir a este respecto, que miéntras la Chile necesita para moverse de 215 hombres entre marineros i grumetes solamente el Vapor i los cuatro bergantines juntos requieren 100.

Creo, pues, que los buques existentes no deben ser un embarazo para la adopcion total del proyecto que trato.

Por lo que hace al desembolso que exije de 300,000 pesos, siendo su objeto proporcionar al pais para doce o mas años un pié de escuadra