Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/528

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
527
SESION EN 7 DE 0CTUBRE DE 1844

tan necesario como la vida misma. —Dolores Novajas.


Núm. 228

En sesión de 7 del corriente ha acordado esta Cámara pedir a V. E. $ 200 para subvenir a los gastos de su Secretaría. Sírvase V. E. dar las órdenes con petentes para que se entreguen por Tesorería al oficial don Timoteo Avaria.

Dios guarde a V. E. —Santiago, Octubre 9 de 1844. —Francisco Antonio Pinto, Presidente. —Ramon Renjifo, Diputado Secretario. —A S. E. el Presidente de la República.


Núm. 229

En sesion de 7 del corriente, esta Cámara ha reelejido para Presidente al que suscribe, i para Vice al señor don José Javier Bustamante.

Dios guarde a V. E. —Santiago, Octubre 7 de 1844. —Francisco Antonio Pinto, Presidente. —Ramon Renjifo, Diputado Secretario. —A S. E. el Vice-presidente de la República i al Senado.


Núm. 230[1]

Varias veces hemos intentado, con la serie de Memorias del Ministerio a la vista, hacer una reseña de los trabajos administrativos del pasado año; pero la exijencia momentánea de otros asuntos, por una parte, i un poco de mala voluntad por otra, nos han hecho desistir de este oficioso i no provocado empeño. Hai algo de pesado, en efecto, en eso de constituirse espontáneamente en eco de cuanto concepto vierten los encargados del poder, comentándolo, amplificándolo i volviéndolo de aquí para allá, o bien haciendo la crítica de ellos, afectando aires de oposicion, diciendo: "esto es malo, aquello es bueno"; sin que este visto bueno influya en lo mas mínimo en lo obrado ya, i sin que la oportunidad se ofrezca de entrar en la discusion de las medidas que se presentan en programa en las Memorias i que para su realizacion requieren una lei que las autorice.

Llevados de estos motivos, hemos dejado pasar sin saludar por cortesía siquiera las Memorias de Hacienda, Marina, Guerra, Culto e Instruccion Pública; de lo que nos habrán quedado mui reconocidos nuestros lectores, i mui poco quejosos los autores de aquellos trabajos.

La Gaceta de Valparaiso, llevada de otro espíritu, ha consagrado algunos artículos a seguir al Ministro del Interior en la esposicion de los trabajos del año, i sólo el deseo de rectificar uno que otro hecho, nos mueve a entrar lijeramente en el asunto.

Los redactores de la Gaceta habian tomado de tiempo atras la tarea de poner a descubierto las contradicciones de sus co-escritores, i esta vez no se han descuidado en mostrar aquellos en que, a su juicio, ha incurrido el Ministro, diciendo por una parte que el órden no será alterado, habiendo llegado a hacerse una base verdadera de nuestro sistema social i, por otra, que aun faltan obstáculos casi insuperables que destruir, lo que esplica la calma que se percibe en la marcha administrativa del Estado. La Gaceta concluye de esto que el Ministerio ha debido hacer mucho mas de lo que ha hecho, puesto que habiendo óiden i tranquilidad, todo puede efectuarse.

No es, por cierto, nuestro ánimo probar que el Ministerio del interior ha hecho todo cuanto puede apetecerse, porque esto no tiene límites, sino observar tan sólo que las funciones del Ministerio del Interior son las que ménos dan lugar a ostentar grandes innovaciones, ni medidas que puedan enumerarse en un año de un modo que llame la atención. A este ramo de la administracion incumbe gobernar la República; esto es mantener el órden i llevar a debida ejecucion las leyes que se han sacionado. Un Ministro del Interior pudiera en este sentido limitarse a decir: "la República ha sido gobernada pacíficamente este año", i haber hecho la esposicion completa de sus trabajos, que serian tanto mas acertados, tanto mas aceptables, puesto que ménos contrariedades tendria que recordar para hacer valer el mérito del triunfo.

Si el cumplimiento de las leyes hubiese encontrado resistencia en algun punto de la República, si hubiese aparecido alguna insurreccion que hubiese sido necesario sofocar, ya habría tenido el Ministro del Interior materia para hablar de las medidas adoptadas para restablecer el órden; pero cuando se vive en una calma chicha, ¿qué novedades puede contarnos?

Se ha tomado posesion de Magallánes i se ha dado principio a la colonizacion; los indios se han mantenido en paz, no ha sobrevenido un crudo invierno que molestase la poblacion, no ha ocurrido, en fin, nada que merezca la pena de llamar la atencion pública.

Ha querido el Ministerio arreglar el reparto de los terrenos baldíos del sur i las Cámaras no han sancionado la lei que debe llevar a efecto el Ejecutivo.

La parte sancionada de la lei del réjirnen interior está ya en plena aplicación; la que no ha sido aun sancionada está para discutirse en las Cámaras i sobre este punto i sobre mil otros, nuestras Cámaras no son por cierto un taller de leyes tan activo que faltasen a la administracion

  1. Este artículo ha sido tomado de El Progreso del 2 de Noviembre de 1844, núm. 614. —(Nota del Recopilador).